La Secretaría de Hacienda de Chihuahua concretó el refinanciamiento del crédito bancario que contrató la anterior administración, cuando faltaba menos de un mes para que concluyera su periodo, con lo cual logró reducir en 70% la sobretasa de interés.

Así lo informó el gobierno estatal a través de un comunicado, subrayando que se trata del crédito contratado con Inbursa por una suma de 6,000 millones de pesos registrado ante la Secretaría de Hacienda el 13 de septiembre del 2016, a una Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) más 3.5%, a un plazo de 263 meses.

Entre octubre del 2010 y el mismo mes del 2016, el Ejecutivo de la entidad de Chihuahua fue César Duarte Jáquez.

“Tras el refinanciamiento, la tasa quedó en TIIE más 2.46%, es decir, que representa un ahorro de más de 1 punto porcentual respecto al que se había contratado en septiembre del 2016. El registro de la deuda con su nuevo acreedor y tasa se llevó a cabo el 30 de abril de este año, cuando el saldo total era de 5,986 millones de pesos. El banco acreedor será Interacciones, a partir de esa fecha”, indicó la administración estatal.

El pasivo antes referido, conocido como la bursatilización, “en realidad fue un crédito simple contratado con la banca comercial, y no producto de una emisión de bonos garantizados con los Recursos Remanentes del Fideicomiso 80672, también conocido como fideicomiso carretero”, explicó.

Con la reestructuración referida, ahondó, el ahorro para las finanzas del gobierno del estado será de 68 millones de pesos anuales, y de 1,500 millones durante la vida del crédito, “lo cual beneficiará a las siguientes administraciones”.

Al cierre de marzo del 2018, el saldo de las obligaciones financieras del estado, incluyendo municipios y entes públicos, llegó a 49,259.8 millones de pesos, colocándose como la tercera entidad del país con mayor deuda, detrás de la capital de México y Nuevo León, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Entre el 2011 y este año, considerando sólo el corte a marzo, la variación anual más elevada se registró en el 2014, con 61.5 % (el monto de financiamiento pasó de 25,848.9 millones a 41,738.7 millones).

Semáforo amarillo

El Sistema de Alertas de la SHCP, que mide el nivel de deuda de los entes públicos que tengan financiamientos inscritos en el Registro Público Único, arrojó que al primer trimestre del 2018 Chihuahua fue una de las siete entidades que se colocaron en endeudamiento en observación (semáforo amarillo).

La entidad mejoró, respecto a las cifras del año pasado, en los tres indicadores financieros del Sistema de Alertas.

estados@eleconomista.mx