Fitch Ratings ratificó la calificación de AA(mex) con perspectiva estable a la calidad crediticia de Querétaro, lo que significa Muy alta calidad crediticia , reveló en un reporte la calificadora.

Entre las fortalezas de Querétaro, destaca un nivel bajo y estable de la deuda directa, siendo manejable en términos de la flexibilidad financiera del Estado; a pesar de la disminución en su posición de liquidez, ésta permanece sólida, caracterizada por un alto monto de disponibilidades de efectivo líquido y un nivel controlado de pasivos no bancarios , destacó.

Aun cuando la recaudación local ha mostrado una evolución favorable, persiste una dependencia de ingresos federales, aunque inferior a la mediana del Grupo de Estados calificados por Fitch.

La calificadora destacó la sólida base económica de Querétaro, que está apoyada por la infraestructura y el dinamismo de la industria manufacturera, así como su ubicación geográfica estratégica.

Limitantes

En su reporte, Fitch detalló que una de las limitantes es la dinámica del gasto operacional, la cual ha superado el crecimiento de los ingresos disponibles en los últimos ejercicios y en el avance al primer semestre del 2012.

Sumado a ello -advierte-, Querétaro enfrenta importantes contingencias relacionadas con el pago no fondeado de pensiones y jubilaciones de los trabajadores al servicio del Estado en el corto plazo.

En dicha materia -indicó-, el estado cuenta con un sistema de beneficio definido, en el cual no existen aportaciones de los trabajadores, y es la entidad la que cubre totalmente y de forma directa dichas obligaciones con gasto corriente.

Para ello, el estado ha constituido un fondo de reserva, cuyo saldo al 30 de junio del 2012 asciende a 99.6 millones de pesos, precisó.

Según el último estudio actuarial el sistema de pensiones del estado, tal y como se encuentra diseñado, es inviable desde el punto de visto económico. Fitch dará seguimiento a los planes de reforma que lleve a cabo la entidad para solventarlo , advirtió.

Al 30 de junio del 2012, el saldo de la deuda directa fue de 1,263.9 millones de pesos, correspondiente a un crédito con vencimiento en el 2026 y un perfil de amortización creciente.

La calificadora estimó que el servicio de deuda ascienda a cerca de 130 millones de pesos en los próximos años, lo que resulta en indicadores de sostenibilidad muy manejables, además de que la actual administración no cuenta con planes de endeudamiento adicional.

Respecto de la deuda indirecta, se ubicó en 619.3 millones de pesos, siendo 100% de los municipios.

[email protected]