De las 32 entidades federativas del país, Quintana Roo ocupó el primer lugar en materia de corrupción durante el año pasado.

Así, 2,077 de cada 10,000 unidades económicas que realizaron trámites experimentaron al menos un acto de corrupción en dicho estado, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las entidades que le siguieron a Quintana Roo fueron Tlaxcala (2,019), Morelos (1,835), Estado de México (1,663) y Puebla (1,551); a nivel nacional, fueron 561.

En el otro extremo se ubicaron Hidalgo (693 empresas por cada 10,000), Tamaulipas (690), Durango (621), Nuevo León (579) y Querétaro (552).

En otro tenor, en el país se estima que las unidades económicas realizaron 19.5 trámites, pagos o solicitudes de servicios en promedio ante autoridades municipales, estatales o federales.

Por estado, en el 2016 la mayor cantidad de trámites se efectuaron en Baja California Sur (32.8), Chihuahua (30.5), Nuevo León (30.4), Coahuila (30.0), Sonora (29.5) y Baja California (27.2).

El menor promedio de trámites se presentó en Chiapas (14.8), Tlaxcala (13.4) y Estado de México (11.3).

Asimismo, la encuesta del Inegi revela que 20.2% del total de las unidades económicas considera que en el 2016 el marco regulatorio representó un obstáculo para el logro de sus objetivos de negocios.

Jalisco, Quintana Roo y Chihuahua fueron las entidades federativas con los mayores porcentajes (33.0, 29.6 y 29.1%, respectivamente).

[email protected]