Querétaro se posicionó en séptimo a nivel nacional en el Índice de Desarrollo Democrático 2013 (IDD-Mex), en la categoría de Desarrollo Medio, con una puntuación de 6.651, por encima del promedio nacional de 5.037 puntos.

El IDD-Mex se obtiene a través del seguimiento y evaluación de variables sociopolíticas; así como la realización de encuestas que los 65 Centros Empresariales de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) realizan a empresarios, líderes de opinión y medios de comunicación, en las que se miden 32 indicadores principales del desempeño.

El índice, que considera cuatro categorías de Alto desarrollo , Desarrollo medio , Bajo desarrollo y Desarrollo mínimo , posee diferentes dimensiones: Respeto de los derechos políticos y libertades civiles; Calidad institucional y eficiencia política; y el Ejercicio de poder efectivo para gobernar, el cual se divide en dos: social y económica.

Yucatán lidera el ranking con 10,000 puntos, y en el último peldaño se ubica Tamaulipas con 1,789 puntos.

De acuerdo con el documento, Querétaro recuperó casi 2,000 puntos en el IDD-Mex 2013, con un avance en todas las dimensiones, excepto en la Subdimensión Económica.

En la dimensión de Democracia de los Ciudadanos registró su mayor avance, a 6.360 puntos. Se ubica en segundo a nivel nacional; en desarrollo social se posicionó en el lugar 26 (-0.610) y en desarrollo económico, en 15 con 0.142 puntos.

PANORAMA NACIONAL

A nivel nacional, la caída en el índice fue de 5.8% en su calificación promedio, al pasar de 5,373 puntos en el 2012 a 5,056 en el 2013. Sin embargo refiere esto no significa que la calidad de la democracia haya reportado peores resultados, sino que es consecuencia de descensos en algunos estados.

Un elemento central en la medición es el denominado Democracia de los ciudadanos, que mide el grado de adhesión al sistema democrático y el nivel de satisfacción ciudadana con el ejercicio de derechos políticos y libertades civiles. Éste mostró una caída significativa de más de 1,200 puntos promedio para el conjunto de las 32 entidades federativas, superadas las expectativas de las elecciones.

Esto, atribuyó, se origina de una fatiga ciudadana que se genera cuando no se perciben soluciones inmediatas a los problemas planteados en la agenda electoral.