El estado de Querétaro recibirá la Conferencia Nacional de Seguridad Pública (CNSP) en noviembre próximo, espacio donde las autoridades presentarán una alternativa de modelo para medir la incidencia delictiva, pues consideran que el número de denuncias presentadas no debería ser utilizado para calificar la efectividad de cada una de las policías.

El secretario de Seguridad Ciudadana (SSC), Juan Marcos Granados Torres, manifestó durante la reunión que se pedirá a los secretarios de seguridad pública del país la autorización para realizar un estudio de nuevos indicadores, aunque evitó brindar más detalles del modelo a presentar.

Se va a autorizar un esquema de estudio para que en todo el país se hagan consultas entre expertos de estadística, informática y de seguridad , dijo.

Comentó que en los últimos meses ha incrementado el número de denuncias, no obstante, existe una cifra negra en la entidad cercana a 90%, porcentaje menor a la media nacional de 94 por ciento.

Granados explicó que a partir de junio los casos relacionados con robos aumentaron 27%, debido a la actuación de los primeros respondientes, quienes pueden levantar denuncias en el lugar de los hechos en los municipios de Corregidora, El Marqués y Querétaro.

Incrementaron los números de robos hasta 27%, porque ahora sí se denuncian ante la fiscalía (...) a eso se debe el incremento, no se ha ocultado nada , comentó.

El secretario consideró como un problema medio el nivel de seguridad o inseguridad a través del número de denuncias; y ejemplificó los casos de Sinaloa y Querétaro, ya que el primero registra 13,000 averiguaciones contra 33,000 del estado, lo que muestra una disparidad en los datos.