Obras hidráulicas por alrededor de 200 millones de pesos para SJR son propuestas por la Asociación de Laboratoristas de Control y Obras Civiles del Estado de Querétaro, con el fin de evitar contingencias por inundaciones, como las del 2010, en la que se perdió el Hospital General y se afectaron viviendas de ocho colonias.

Jesús Leonardo Flores Castro, presidente de los Laboratoristas, acotó que tendrían el fin de captar el agua pluvial y disminuir las inundaciones de la zona oriente del municipio. Es necesaria una obra muy importante que debe estar ubicada entre la vía del ferrocarril y la nueva zona industrial del municipio, dado que hay un área en la que pueden construirse dos obras y regular la precipitación pluvial que llega a la zona baja , detalló.

De esta manera –continúo-, se evitaría el almacenamiento de agua en el bordo Benito Juárez, que se derramó en el 2010 y tuvo serios daños para la ciudad y pérdidas millonarias.

Regulación de drenes

Flores Castro especificó que las obras tendrían que ser para captación de agua y la regulación de drenes hidráulicos, para conectarse a la segunda obra de los desagües que ya existen. Los flujos de agua pluvial llegarían controlados, con baja presión, disminuyendo las inundaciones a los puntos habitacionales aledaños a la colonia México , aseguró Jesús Flores.

En San Juan del Río, las lluvias del 2010 dejaron cuantiosos daños, por la falta de obra hidráulica adecuada para las lluvias atípicas, de tal manera que el 28 de septiembre, el gobierno federal hizo oficial la declaratoria de desastre natural.