La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró actividades relacionadas con la tala ilegal y cambio de uso de suelo en cuatro predios, localizados en el Área Natural Protegida (ANP) de la Isla Holbox.

A través de un comunicado, Profepa informó que la superficie clausurada tiene una extensión de 4,408 metros cuadrados, en donde se vieron afectadas al menos cuatro especies de manglares, consideradas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en la categoría de Amenazada (A).

Los inspectores atendieron una denuncia popular interpuesta ante la Profepa, por actividades relacionadas con el cambio de uso de suelo en terrenos forestales a predios, o conjunto de predios, al interior del Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam en la Isla de Holbox, municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo.

Durante la inspección se observaron actividades antropogénicas en otros espacios que dañaron la vegetación natural; el segundo, en un terreno de 1,276 metros cuadrados, y otro más de 916 metros.

Estas actividades se realizaron sin contar con la autorización de la Semarnat, en materia de cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

A las áreas, cuya vegetación natural se vio mermada, se sumó la afectación un área de 583 metros cuadrados, espacio en el que se quiso hacer una apertura de un camino.

“Las actividades anteriores se realizaron sin contar con la autorización de la Semarnat, en materia de cambio de uso de suelo en terrenos forestales”, detalló la procuraduría.

“De acuerdo con lo establecido en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, los presuntos responsables de las violaciones cometidas podrán ser sancionados con la imposición de una multa por el equivalente de 100 a 20,000 veces la Unidad de Medida y Actualización, así como ser obligados a llevar a cabo las actividades de restauración de los sitios afectados, independientemente de las sanciones penales que resulten”, indicó.

Dichas conductas pueden derivar en un delito penal, de hecho, pueden pasar de seis meses a nueve años en prisión.

estados@eleconomista.mx