Monterrey, NL. A mediano plazo se van a demandar más espacios de oficinas en Nuevo León, y la zona metropolitana de Monterrey tiene un desarrollo económico importante que va a reactivar al sector, comentó a El Economista, Sergio Resendez, director general de Colliers International en Monterrey.

Por una parte, van a ingresar al mercado una buena cantidad de metros cuadrados, “aunque no es el mejor momento, van a terminar algunos edificios y los van a adaptar a otros usos como hospitales, hoteles, viviendas y usos mixtos. Hay diferentes necesidades de infraestructura, (el inmueble) es un cascarón, tiene flexibilidad y los clientes están viendo cuál es la opción más viable”, explicó el directivo.

De acuerdo con el reporte del primer trimestre del mercado de oficinas en Monterrey de Colliers International, en este periodo se tienen monitoreados 33 edificios en construcción con poco más de 292,000 metros cuadrados.

Por otra parte, la disponibilidad total en el primer trimestre fue de 411,000 metros cuadrados del inventario existente, con una tasa (de disponibilidad) de 23%, mostrando un incremento de 1 punto porcentual con relación al cuarto trimestre del 2020.

“Estamos con más espacio disponible, a doble dígito, obviamente tendrá una repercusión en el precio por la sobreoferta y tenderá a bajar, en ese sentido va a afectar costos operativos de desarrolladores para poder ofertar y diferenciarse de la competencia. (Se prevé) una caída ligera en los precios, algunos desarrolladores los manejaban en dólares, ahora lo van a manejar en pesos”, aseguró el directivo.

Otra tendencia son los subarrendamientos, y esto ocurre porque las empresas que tienen firmado un contrato lo tienen que garantizar, pero no necesariamente van a ocupar ese espacio.

Al cierre del primer trimestre del 2021 se tienen monitoreados 217 edificios de clase A+, A y B en el Área Metropolitana, que suman 1.7 millones de metros cuadrados distribuidos en nueve submercados.

estados@eleconomista.mx