Querétaro, Qro. Las plazas comerciales resienten las afectaciones económicas de la pandemia, generando una baja en ventas y aumentando el nivel de desocupación de los locales.

Desde el inicio de los primeros efectos de la pandemia (en marzo) a la fecha, centros comerciales reportan una desocupación promedio de 20% en los locales, de acuerdo con registros de la delegación Querétaro de la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur).

En el periodo de referencia, estas unidades de negocios también registran una caída de 25% en el promedio de ventas que tenían hasta antes de la pandemia, precisó el presidente de Canaco Querétaro, Carlos Habacuc Ruiz Uvalle, quien detalló que en esta situación se encuentran las 12 plazas afiliadas a la cámara.

“Ellos también han tenido una baja de 25% aproximadamente tanto en movilidad como en ventas, hablando como plaza comercial en total, han tenido cerca de 20% de desocupación, de negocios que han tenido que cerrar en ese sentido, la han visto difícil, no sólo las plazas sino los comercios que están en estas plazas”, expuso.

Pese a este escenario, el sector tiene expectativas de recuperación, más optimistas para el próximo año. Agregó que presentan afectaciones y un menor nivel de ingresos, por ahora no hay centros comerciales en riesgo de caer en quiebra o cerrar definitivamente.

De acuerdo con las nuevas restricciones estatales, a partir del 28 de noviembre, los centros comerciales deben contar con máximo 30% de ocupación, permitiendo el ingreso de sólo una persona por familia, con un horario de cierre a las 20:00 horas.

El aforo de consumidores también se ha visto mermado, debido a las restricciones que persisten desde el inicio de la contingencia.

Entre las plazas de mayor afluencia, actualmente cuentan con un aforo máximo de cerca de 5,000 personas, debido a que las capacidades son para recibir a entre 15,000 y 20,000 visitantes.

Derrama económica decembrina, a la baja

El Covid-19 impactará las ventas generadas por el cierre de año, en el marco de las fiestas decembrinas, estimando una caída de 30% (3,000 millones de pesos) en comparación con la derrama económica de la temporada del 2019 y que ascendió a 10,000 millones de pesos, según las estimaciones de la cámara.

La derrama captada en las fechas decembrinas del año anterior, expuso el presidente estatal de la Canaco, representó uno de los años con mejor nivel de ventas e ingresos.

“Desafortunadamente el tema del Covid-19, en un panorama general, nos representa una disminución importante de 30%, estamos hablando que vamos a llegar a 7,000 millones de pesos. (...) La baja será por las restricciones que se han venido acumulando, en horarios, aforos, de eventos, restricciones de fiestas, los viajes que no son recomendados y el riesgo de un mayor contagio, esto hace que disminuya mucho la operación comercial y nos trae esa situación al momento”, planteó.

Ante los contratiempos que ha tenido la pandemia en el sector comercio, en el estado 22.44% de las unidades económicas cerraron definitivamente, respecto al número de establecimientos captados en el censo económico del año anterior, revela el Estudio sobre la Demografía de los Negocios (EDN, 2020), que da a conocer los resultados de los establecimientos que sobrevivieron, nacieron y murieron a 17 meses de concluidos los Censos Económicos 2019.

El estudio muestra una caída de 23.26% en el personal ocupado, a causa del cierre de unidades económicas; la entidad es la décima con mayor variación porcentual respecto al personal empleado en el año anterior.

El censo económico del 2019 reportaba en el estado 115,532 establecimientos y empleaban a 833,477 personas.

estados@eleconomista.mx