Con una inversión total de 5,000 millones de dólares, se construye en el puerto de Topolobampo, en el municipio de Ahome, la planta de fertilizantes que detonará a la región, informó el secretario de Economía de Sinaloa, Javier Lizárraga Mercado.

Enfatizó que durante la primera etapa se invertirán en este complejo petroquímico 1,000 millones de dólares, lo que permitirá producir aproximadamente 770,000 toneladas anuales de amoniaco y 700,000 toneladas de urea para el mercado local y nacional, así como para exportación, misma que estaría operando durante el 2021.

Javier Lizárraga destacó que esta inversión se da por la llegada del gas natural, lo que marca el inicio de la industrialización de Sinaloa, por lo que se estará en condiciones no sólo de abastecer de fertilizantes al mercado local y nacional, sino de exportar a otros países.

Será la inversión industrial más grande en Sinaloa, precisó, y una de las más importantes de México, siendo un detonante para bajar el precio de los fertilizantes, situación que pega fuertemente en la producción agrícola del país y en particular de esta entidad, dado que actualmente, dijo, el monto requerido para adquirir los fertilizantes representa para el productor agrícola hasta 40% del total de sus costos.

El secretario estatal de Economía señaló que este complejo petroquímico se construirá en una superficie de 202 hectáreas (en la primera etapa desarrollarán 37), generando 250 empleos permanentes y 2,000 en la etapa de edificación.

“Para la agricultura de Sinaloa y de México, éste es un proyecto estratégico, pues se elevaría la producción y la competitividad del sector, y nuestro país dejaría de ser un importador de este producto para convertirse en un exportador neto con los beneficios que implican en la balanza comercial”, afirmó.

Ahorro en insumos

El director del Centro para la Inversión y el Comercio de Sinaloa, Jesús Germán Rivera Carlón, coincidió con el titular de la Secretaría de Economía en el gran alcance que tendrá la planta de fertilizantes, que representará un ahorro por el orden de 40% en estos insumos, además de que el amoniaco se importa en su totalidad.

La inversión en el proyecto se realizará por Petroquímica de Occidente, perteneciente al grupo suizo-alemán de ingeniería y construcción Proman.

[email protected]