Guadalajara.- El Aeropuerto Internacional de Guadalajara redujo en 95% la plaga de mosquitos, como resultado de 12 acciones permanentes implementadas en la terminal aérea, afirmó la directora de Asuntos Corporativos del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), Aurora Adame. 

“Creemos, por los números que nos arroja la Secretaría de Salud, que ya estamos arriba por 95% de reducción de mosquito dentro de la terminal. El aeropuerto no está como tal generando el mosquito, sino es la colindancia, los cuerpos de agua que lo rodean”, explicó. 

No obstante, la representante del GAP anunció que el grupo empresarial financiará un estudio que elaborarán investigadores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey para conocer cuál es el origen del rompimiento del equilibrio ambiental en la zona que provoca la proliferación del insecto.  

“Por eso estamos en esta colaboración público-privada, con la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), con los municipios de Tlajomulco y El Salto y con el Tecnológico de Monterrey, tratando de evaluar en qué momento se rompió el equilibrio ambiental y cómo podemos resarcirlo para que se elimine esta plaga”, indicó Adame. 

Con el diagnóstico, los especialistas estarán en condiciones de presentar propuestas para combatir al insecto, señaló, por su parte, el investigador del Tecnológico de Monterrey, Héctor Barrios Piña. 

Detalló que los resultados del estudio, que se elaborará en coordinación con el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño de Jalisco y la Secretaría de Medio Ambiente estatal, estarán concluidos a finales del mes de octubre. 

Por lo pronto, para ayudar a combatir la plaga, el Grupo Aeroportuario del Pacífico lleva a cabo acciones como fumigación, desazolve de canales y colocó luces ultravioletas en las distintas áreas de la terminal.   

En tanto, el titular de la Secretaría de Salud, Fernando Petersen Aranguren, aclaró que el mosquito que invade las instalaciones del aeropuerto tapatío es del tipo Culex, por lo que descartó que pudiera representar un riesgo para la salud de los pasajeros, tripulaciones o trabajadores de la terminal aérea toda vez que, dijo, esta especie no transmite enfermedades como dengue o zika. 

Igual que ocurrió hace un año, usuarios del aeropuerto de Guadalajara han denunciado a través de redes sociales, la infestación de moscos en las salas de espera, sanitarios, bandas para reclamar equipaje e, incluso, al interior de las aeronaves. 

[email protected]