Cancún, Quintana Roo.- El empresariado organizado de Yucatán y Quintana Roo, con el apoyo de organismos nacionales como la Confederación Nacional Empresarial Turística (CNET) y la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (Amdetur) solicitarán de manera pública al presidente Enrique Peña Nieto que la primera etapa del tren transpeninsular incluya a Cancún en su trazo.

Cancún es el paso de 16 millones de viajeros anualmente a través del aeropuerto internacional de la ciudad; no incluir esta plaza en el primer tramo del tren es un error de cálculo por estar desperdiciándose el mayor potencial turístico de toda la península de Yucatán, sentenció José Chapur, empresario propietario de la cadena Palace.

Tras una reunión realizada este viernes con cámaras empresariales de Quintana Roo en un hotel de Cancún, el empresario hotelero informó que aprovecharán el Foro Nacional de Turismo a realizarse la próxima semana en Mérida, Yucatán, para enviar esta petición al presidente Peña Nieto a través de los legisladores federales que se darán cita en este encuentro.

Anunció además la publicación de desplegados en medios locales y nacionales con el apoyo de las principales cámaras empresariales de Quintana Roo y Yucatán así como del propio gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, respaldando esta petición. Entre las cámaras que impulsan este acuerdo por Yucatán se encuentran Coparmex, Consejo Coordinador Empresarial, Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canadevi); por Quintana Roo, la Asociación de Hoteles de Cancún y la Riviera Maya, la Agencias Mexicana de Agencias de Viajes y Canadevi.

El empresario hotelero asegura que a largo plazo la conexión directa entre Cancún y Mérida sin importar las escalas intermedias que pueda tener el tren es la opción más redituable por representar la conformación de un circuito turístico con un mercado potencial de más de 16 millones de viajeros, por lo que el tren transpeninsular tiene que definirse con una visión de largo plazo.

Apenas esta misma semana El Economista publicó el estudio costo-beneficio elaborado por la firma Adhoc Consultores Asociados en el que se expone que la ruta hasta Cancún es por mucho la más cara de tres posibles trazos analizados para definir la trayectoria definitiva de la primera etapa del proyecto.

Dicho análisis consideró tres rutas que comparten un trazo en común desde Mérida hasta Valladolid. De ahí en adelante estudia los costos que implicarían los trazos Valladolid-Cancún; Valladolid-Punta Venado y Valladolid-Xcan-Punta Venado.

El de Valladolid-Cancún tendría un costo pormenorizado de 12,251.58 millones de pesos, por implicar un mayor número de obras complementarias entre las que se encuentran 14 puentes viales, 36 pasos a desnivel, el encarpetado de un tramo de 15 kilómetros de carretera, entre muchas otras adecuaciones para habilitar la vía ferroviaria.

La ruta Valladolid-Xcan-Punta Venado supone la construcción de una carretera de cuatro carriles que iría de X-can a Playa del Carmen; tendría una longitud de 134 kilómetros con dos estaciones. Al localizar el tren transpeninsular al centro de la autopista se requeriría construir las siguientes estructuras: 14 puentes viales, 11 pasos inferiores, 9 pasos ganaderos, 4 retornos, 8 pasos peatonales y la solución vial en Punta Venado. Asimismo se necesitarían adquirir 208 hectáreas de derecho de vía . Esta opción tendría un costo estimado de 7,516.25 millones de pesos.

El documento expone que tendría que resolver el cruce del área de reserva ecológica denominada AICA 134, y convivir con otro concesionario, al igual que el trazo Valladolid- Cancún.

RUTA VALLADOLID-COBA-PUNTA-VENADO

Esta última opción analizada en el documento tiene una longitud de 120.50 kilómetros y requiere una mínima infraestructura, ya que únicamente se tendrían que construir 4 pasos ganaderos, 60 pasos de fauna, alcantarillas y la solución vial en Punta Venado.

El costo pormenorizado es de 2, 439.73 y es el más bajo de las tres opciones analizadas. Lo más importante de este trazo es que da servicio al centro del gran desarrollo de la Riviera Maya, a la zona arqueológica de Cobá con gran potencial turístico y al puerto Punta Venado , expone el estudio.

El costo representa el 20% de la inversión de la opción de Valladolid–Cancún, no tiene que compartir con ningún otro concesionario y los recorridos del usuario son menores al no tener movimientos regresivos y por ende economías en la operación. No cruza ninguna zona de reserva ecológica, y tiene la ventaja de crecer hacia Cancún con una menor inversión en una etapa posterior , precisa el estudio.

Se expone que por estas ventajas esta tercera opción fue la que se consideró como la mejor y así fue como se dio conocer el proyecto por el presidente Enrique Peña Nieto en julio de 2013.

Bajo este supuesto de que el recorrido definitivo del tren sería Mérida-Valladolid-Cobá-Punta-Venado , el costo de la ejecución de la obra asciende a los 17, 954, 804 millones de pesos, con IVA incluido, es decir, el costo menor de entre los tres recorridos analizados.

apr