Monterrey, NL. En el Proyecto Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para el 2019, el estado de Nuevo León recibirá 70,806.8 millones de pesos por concepto de aportaciones y participaciones, lo que representará un incremento de 21.5% con respecto al PPEF del 2018, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El gasto federalizado que se proyecta para transferir a los estados y los municipios por este concepto asciende a 1.90 billones de pesos.

Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), comentó a El Economista que las aportaciones y participaciones incrementaron en todos los estados, sin embargo, “Nuevo León va a ser de las entidades que tiene un incremento por arriba del promedio, en el fondo general de participaciones”.

Agregó que también la entidad tendrá un incremento en aportaciones por arriba del promedio nacional, que es de 2.5%, y en el Fondo de Fomento Municipal, lo que beneficiará a los 51 municipios de la entidad.

Por otra parte, destacó que es importante que Nuevo León tenga mayores participaciones, “porque es una entidad con un endeudamiento importante y estos recursos son necesarios para enfrentar la deuda en un contexto que viene aumentando la tasa de interés”.

Obras

En cuanto a los proyectos de inversión georreferenciados, aparecen algunos de carreteras y vialidades para Nuevo León por un monto de 523.4 millones de pesos.

Entre ellos está la construcción de una Unidad de Medicina Familiar en el municipio de Juárez, por un monto de 103.8 millones de pesos, que beneficiará a más de 322,935 derechohabientes.

Otro de los proyectos es el de la carretera Monterrey-Reynosa en su tramo Cadereyta-La Sierrita, por 149.9 millones de pesos, lo que permitirá una reducción en tiempos de recorrido y costo de operación.

También contempla una adecuación en el acceso a la carretera Pesquería en su entronque con la carretera Monterrey-Ciudad Mier, por 10 millones de pesos.

Sin embargo, no se observa que se haya asignado presupuesto para la Presa Libertad, ni para la conclusión de los hospitales; para los vagones del metro se asignaron 250 millones de pesos y para la rehabilitación de penales otros 250 millones.

En ese sentido, Kristobal Meléndez explicó que “algunos recursos que venían por parte del Ramo 23 en proyectos de inversión traen disminuciones porque hubo proyectos prioritarios a nivel nacional”, entre ellos está el Tren Maya.

Sin embargo, el analista del CIEP destacó que si bien algunos de estos programas tendrían recortes, a cambio los estados tendrían un incremento en sus dos componentes principales que son las participaciones y aportaciones.

[email protected]