Monterrey, NL. El estado de Nuevo León ocupa el primer lugar entre los estados receptores de migrantes, con el 12% del total de población mayor a 5 años de mexicanos y extranjeros que dijeron ser migrantes en busca de una oportunidad laboral, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020, del Instituto Nacional de Geografía y Estadística.

Un análisis que realizó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Nuevo León indica que en el Censo, la población mayor a 5 años de edad que emigraron hacia México en busca de trabajo, fue de 1’129,177 personas, de esa cifra, Nuevo León registró 133,541 personas.

De acuerdo con datos del INEGI, en 2010 llegaron a vivir a Nuevo León 133,657 personas procedentes de otros estados, particularmente de San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz, Coahuila y Ciudad de México, lo que significa un decrecimiento de 0.08% de migrantes en una década.

En total, México sumó a 6’888,490 migrantes que registraron movilidad territorial en México por diversas razones.

Otros de los estados en el país receptores de un alto número de migrantes que se desplazan para buscar una oportunidad laboral fueron Baja California (96,577), Quintana Roo (94,945), Estado de México (77,873) y Ciudad de México (79,968), de acuerdo con datos del Censo 2020.

El director de Coparmex Nuevo León, Iván Rivas Rodríguez, explicó que el dinamismo de la actividad económica de Nuevo León, la alta responsabilidad social que ha demostrado el sector empresarial, entre otros, convierten al estado en un lugar de oportunidades productivas.

“Con esto demostramos lo que hemos venido diciendo, Nuevo León es un imán de personas que llegan aquí en búsqueda de una oportunidad de trabajo, porque saben que la van a encontrar, que hay buenos salarios, buenas prestaciones, que los patrones si cumplen”, expresó.

Esta migración, sin embargo, advirtió, genera a los gobiernos locales costos adicionales, que lamentablemente la federación no considera en el reparto de los recursos.

“De ahí nuestra insistencia en modificar la Ley (de Coordinación Fiscal) de reparto de recursos federales, para dar a Nuevo León lo que merece, son muchas las necesidades que registra, por el aumento de su población”, añadió.

La vocación industrial de Nuevo León ha propiciado el dinamismo de su economía, que coincide con la de Baja California, otro Estado receptor de un gran número de migrantes, y Quintana Roo, por su desarrollo turístico, fue el tercer estado en todo el país que en 2020 recibió a una gran cantidad de migrantes para buscar un empleo.

La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) indica que la violencia y los problemas políticos a los que se enfrentan algunos países de Centroamérica, han convertido a México en ruta de viaje de los migrantes.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), el número de migrantes rescatados en Nuevo León aumentó el doble de 2018 a 2019, al pasar de 3,600 a 7,500 personas.