Monterrey, NL. El gobierno de Nuevo León inició la construcción de la obra que transformará el antiguo Palacio federal en el Laboratorio Cultural Ciudadano (LABNL) así como la Explanada Cultural, con una inversión de 108 millones de pesos.

Ricardo Marcos, presidente del Consejo para la Cultura y las Artes (Conarte), explicó que el proyecto fue diseñado por esa dependencia y la ejecución de obra tanto al interior como al exterior del edificio, así como la plaza aledaña estará a cargo de la Secretaría de Infraestructura estatal.

“El antiguo Palacio federal retomará su vocación cultural con este proyecto que busca impulsar la creatividad, la experimentación y la colaboración como herramientas de la innovación social”, expuso.

Por su parte, el secretario de Infraestructura estatal, Humberto Torres Padilla, explicó que el área que se va a intervenir consta de 7,230 metros cuadrados del edificio que data de 1930, y se creará una explanada cultural, que ampliará la Macroplaza hasta la calle de Washington.

Explicó que la explanada cultural conectará como área peatonal con el Palacio de gobierno y la Explanada de los Héroes, el cual se convertirá en un espacio de exposición de las actividades del LBNL.

De la inversión total, 54.4 millones serán para los primeros tres niveles del edificio; 2.3 millones serán para el exterior del recinto; 34.9 millones de pesos para la plaza cultural y el resto será para el edificio en sus niveles del tres al nueve.

Por ello, a partir de este miércoles 15 de julio será cerrada de manera definitiva a la circulación el tramo de la Avenida 5 de mayo entre Zaragoza y Zuazua.

La explanada cultural contará con un escenario para exposición, tecnología interactiva, acabados en piso, mobiliario urbano, vegetación nativa, accesibilidad universal y la integración de la calle de 5 de mayo.

El Conarte revisará y dará seguimiento a las remodelaciones de este espacio que contará con 23 nuevas áreas, entre ellas: espacio escénico, conversatorio, dos aulas taller, dos talleres de producción, estudio de producción audiovisual,  seis laboratorios (de ideas, de la ciudad, sonoro, escénico, de arte y tecnología y de producción digital), cafetería, tienda y almacén.

En las tres primeras semanas, estará listo el desmantelamiento completo del edificio. Se desmontarán los cuatro candelabros de su interior, para resguardo y posterior colocación, y se protegerán los barandales, que son originales de la época en la que se concluyó el Antiguo Palacio federal en 1929.

En cuanto al proyecto de la plaza, se desmontarán dos esculturas: “El abrazo” y la estatua de Aarón Sáenz Garza (1891-1983), mismas que serán reubicadas y se preservarán los árboles que están en esa área.

[email protected]