Monterrey, NL. Los negocios entre México y China no pararon, han tomado otro giro desde el inicio de la pandemia. Además, con la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se espera que Nuevo León y el país asiático ocupen una posición fuerte para la atracción de inversiones, afirmó Araceli W. Ching, directora de la delegación local de la Cámara de Comercio y Tecnología México-China (CCTMC).

“Seguimos en pláticas y negociaciones con entidades clave de China para incentivar de manera importante la inversión en nuestro estado. Los negocios entre México y China no han parado, simplemente han tomado otro giro desde el inicio de la pandemia”, aseguró la directiva a El Economista.

El organismo también apoya a los empresarios que están interesados en hacer negocios en China, a través de eventos y seminarios digitales que organiza dos veces al mes.

Por otra parte, aunque la pandemia de Covid-19 ha afectado la entrada del T-MEC, la directora delegacional de la CCTMC explicó que el acuerdo coloca al estado de Nuevo León en una posición fuerte para atraer inversiones.

Y ante el continuo deterioro de la relación entre Estados Unidos y China, esta división de las dos economías más fuertes y otros factores macroeconómicos, “México poco a poco toma la posición de un puente que enlaza a estas dos economías; si sabemos cómo aprovechar esta oportunidad, puede haber grandes beneficios para nosotros en materia de inversión”.

Araceli W. Ching recordó que en diciembre se dio a conocer que tres empresas de China realizarán inversiones en Nuevo León. La fabricante de sofás para el mercado norteamericano Kuka Home invertirá 100 millones de dólares y creará 700 nuevos empleos.

Holley Technology, quien produce medidores de energía, planea crear 250 empleos e invertir 10 millones de dólares. Así como Sunon, fabricante de muebles para oficina, va a generar 900 plazas laborales e inyectará 50 millones de dólares.

Oportunidad

En ese sentido, Héctor Tijerina Morales, director de Inversión de la Secretaría de Economía y Trabajo estatal, comentó que “muchas empresas chinas que gran parte de su mercado está en América están tomando la decisión de trasladar o relocalizar operaciones en Norteamérica y Monterrey se presenta como una buena oportunidad”, enfatizó.

El funcionario abundó que hace 20 años algunas compañías americanas aprovecharon el modelo de producir a bajo costo en China, sin embargo, los costos de fabricación en ese país han aumentado, por lo que es más fácil producir en Nuevo León o en otros estados de la República mexicana.

[email protected]