Monterrey, NL. El gobierno de Nuevo León aplicó al Presupuesto de Egresos un ajuste de 251 millones de pesos en las partidas destinadas a sus dependencias, paraestatales, fideicomisos, organismos autónomos y poderes.

Dicho ajuste equivale al 6.3% de los Ingresos de Libre Disposición y obedece a la caída de las transferencias federales y de la recaudación de ingresos propios, a causa de la contingencia de salud.

El secretario de Finanzas y tesorero general del estado, Carlos Garza Ibarra, informó que este ajuste se suma al que se aplicó para compensar la reducción de ingresos durante el primer semestre del año, por 732 millones de pesos, que se descontarán mensualmente, durante el segundo semestre, a dependencias, paraestatales, fideicomisos, organismos autónomos y poderes.

El gobierno del estado se vio obligado a aplicar este ajuste al resultar insuficientes los recursos provenientes del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), transferidos por el gobierno Federal.

Añadió que los ajustes presupuestales no afectan a los programas de salud, sociales y de apoyo a la población y se realizan con fundamento en el artículo 15 de la Ley de Disciplina Financiera y el artículo 41 de la Ley de Administración Financiera para el Estado de Nuevo León.

En los próximos días, dijo, los funcionarios de la Secretaría de Finanzas sostendrán reuniones con integrantes de la Comisión de Presupuesto del Congreso Local para definir acciones y medidas encaminadas a que sea menos complicado el balance financiero del estado para el cierre de año.

También, se analizarán escenarios generales de lo que se presentará por parte del ejecutivo estatal como base para el presupuesto en el año 2021.

El secretario de Finanzas advirtió que con base en la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto en México del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (inegi), durante el segundo trimestre de 2020, y de acuerdo con las proyecciones de especialistas, se  prevé que continuará la tendencia negativa tanto en los ingresos del gobierno federal como del estatal, por lo que en los próximos meses podrían aplicarse otros ajustes al Presupuesto de Egresos.