Puebla, Pue. Alrededor de 400 establecimientos del Centro Histórico de Puebla cambiaron de giro comercial en tres meses para no quebrar y mantener 600 empleos en lo que resta del año. Se trata de bares, tiendas de ropa, bisutería, gimnasios, entre otros.

El presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, explicó que no había alternativa para los empresarios en plena pandemia de Covid-19, quienes si continuaban con su actividad original obtendrían menos ganancias de las que hasta ahora perciben, que son del 20 al 30% tras reabrir el 7 de agosto.

Indicó que del total que cambiaron de giro, 110 eran bares y Karaokes, negocios que estaban entre los que continúan sin retomar operaciones al cambiar de rojo a naranja en el semáforo epidemiológico de Covid-19, para que funcionen al 30% de su capacidad.

“Estos negocios ahora son restaurantes con permiso de vender algunas bebidas alcohólicas para acompañar los alimentos  o son fondas, los cuales ocupaban dos locales juntos y ahora solo funcionan en uno, mientras que el otro está en renta”, apuntó.

Indicó que estas medidas son parte de los efectos de haber cerrado casi cinco meses por la emergencia sanitaria que se emitió a finales de marzo por la Federación ante la pandemia de Covid-19.

Comentó que negocios de bisutería ahora están vendiendo cubrebocas de todo tipo, caretas, gel antibacterial y guantes por mayoreo y menudeo, ya que son productos en este momento de primera necesidad para protegerse.

Algunos están vendiendo productos importados de países de Asia para venderlo más económico respecto a farmacias o negocios especializados en materiales y equipos para el sector salud, explicó.

Poder cerrar año

Ayala Vázquez dijo que al hacer los cambios de giros, los propietarios están teniendo ingresos para subsistir lo que resta del presente 2020, ya que la economía en general está lastimada por esta pandemia que durará al menos todo el primer trimestre del próximo año, hasta que se aplique la vacuna contra el Covid-19 en México.

El dirigente de comerciantes en el Centro Histórico dijo que también 900 negocios no pudieron regresar tras quebrar por estar en confinamiento más de un cuatrimestre.

kg