Puebla, Pue. Debido al déficit de madera y por la baja calidad de ésta que se genera en México, los fabricantes de muebles deben importar hasta 40% de Estados Unidos o Sudamérica, ya que es la única forma de ser competitivos y que sus clientes del sector hotelero y tiendas departamentales, les compren.

Así lo refirió Roberto Hernández Sánchez, presidente del sector perteneciente a la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), quien comentó que a casi ocho años de que lograran una recuperación, al apostarle a diseños propios en lugar de copiar las tendencias europeas o asiáticas, las fábricas siguen con el problema de no poder abaratar sus costos en la adquisición de materia prima.

Indicó que la mayoría de los recursos madereros del país no son adecuados para los estándares de calidad que se manejan, aun cuando se trata de muebles de tipo rústico.

Explicó que en la Sierra Norte de Puebla se produce cedro y pino, sin embargo, es poco, por lo que han buscado desde hace más de seis años sin aún lograrlo, algún acuerdo para que les provean, pero las negociaciones no prosperan por precio.

Competencia

Hernández Sánchez comentó que para algunas de las 13 empresas que representa, sus exportaciones representan 30%, cifra que los obliga a buscar producto de calidad fuera del territorio nacional, ya que se tiene una fuerte competencia con los fabricantes de China, Vietnam e India, quienes tienen fuerte presencia en las tiendas departamentales.

Destacó que pese a esa situación, han logrado incursionar desde hace cinco años en el mercado hotelero de Estados Unidos, España y Alemania, así como en tiendas de Liverpool y Palacio Hierro, que se enfocan en ofrecer estilo y confort a sus clientes.

Para ser competitivos, lo cual faltaba después de la crisis económica deL 2009, era pensar en contratar a diseñadores egresados para innovar con estilos propios en lugar de copiar tendencias de otros países, lo cual propició que la industria del mueble poblano volviera a tomar otro aire , refirió.

Expuso que tal innovación abrió las puertas con cadenas hoteleras del extranjero, principalmente en la Unión Americana, donde se interesaron por los muebles, sobre todo rústicos, que se hacen en la junta auxiliar de Chipilo, perteneciente al municipio de San Gregorio Atzompa, ubicado en el centro del estado.

miguel.hernandez@eleconomista.mx