Guadalajara, Jal. Los productores y exportadores agrícolas de Jalisco, considerado el líder nacional en el sector agroalimentario, alistan un programa piloto para eliminar la explotación infantil y mejorar la calidad de vida de los jornaleros agrícolas, para replicarlo posteriormente en otros estados del país.

“El gran objetivo de esto es mostrar que Jalisco tiene una meta en la erradicación del trabajo infantil, trabajo forzoso, y que es un modelo en el cumplimiento de responsabilidad social”, dijo a El Economista, el vicepresidente de Bienestar Laboral del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Aldo Mares.

“Este piloto está muy relacionado también con la entrada en vigor del T-MEC el año pasado y, al mismo tiempo, con un compromiso que tenemos en el Consejo Nacional Agropecuario en la parte laboral, de tal manera que es un esfuerzo conjunto de CNA y CDAAJ, que es el Consejo de Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial de Jalisco y con todo el apoyo de nuestras autoridades”, comentó Mares Benavides.

Detalló que el programa está basado en cuatro objetivos; el primero, contar con un marco jurídico para regular a los “enganchadores” y los reclutadores de jornaleros; el segundo, el derecho a la identidad.

“Hemos visto que un alto porcentaje de los jornaleros agrícolas, particularmente en comunidades rurales e indígenas, no tienen registro, no tienen documentos, no tienen acta de nacimiento y, por lo tanto, si no tienes identidad no tienes forma de acceder a la formalidad”, explicó.

El tercer objetivo, detalló, es fortalecer la seguridad social y mejorar condiciones de salud, guarderías, clínicas, alimentación y vivienda para los trabajadores del campo.

“Todos los miembros del CNA a nivel nacional tenemos una meta de que, en dos años, todos los que son exportadores, tener una certificación por un tercer organismo y todos los que no son exportadores, cumplir con estándares de responsabilidad social”, refirió.

Migración

A escala nacional hay 2.4 millones de trabajadores agrícolas que migran a diferentes regiones del país. En el caso de Jalisco, dijo, no se tiene una cifra exacta de los “miles de jornaleros” que laboran en la entidad, pero afirmó que provienen, principalmente, de entidades del sur del país como Oaxaca, Chiapas, Guerrero, también algo de Puebla, e incluso, de Nayarit.

“En las regiones productoras-exportadoras, los productores de medianos a grandes tienen ya hasta 50% de trabajadores de otros estados; vienen principalmente de los estados del sur”, comentó.

El vicepresidente de Bienestar Laboral del CNA subrayó que el modelo piloto inicia en Jalisco, pero de forma paralela, el organismo trabaja con el Departamento del Trabajo de Estados Unidos (USDOL).

“Gran parte de esta idea ha sido en conjunto con USDOL, específicamente con la oficina de ILAB (Bureau of International Labor Affairs), y entonces, este puede ser un plan más ambicioso a nivel nacional”, indicó Mares, al destacar que luego de la entrada en vigor del T-MEC el sector agrícola del país no ha recibido ninguna denuncia o señalamiento por violación a los derechos de los trabajadores.

estados@eleconomista.mx