El tren Rápido México-Querétaro requerirá de una inversión aproximada de 40,000 millones de pesos, el cual se pretende iniciar su construcción a principios del 2014, informó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien detalló que el proyecto quedará abierto para que posteriormente se pudieran enlazar otras entidades federativas.

Durante la firma del Convenio de Coordinación de Acciones para la implantación del Tren México-Querétaro, entre la Federación y el gobierno local, Ruiz Esparza estimó que el monto para la ejecución del proyecto será de entre 35,000 y 40,000 millones de pesos; sin embargo, la cifra se determinará una vez que el estudio de factibilidad esté concluido.

Explicó que es un proyecto que requiere de estudios profundos por especialistas en la parte ambiental, así como operativa -en el plan de negocios-. En la parte técnica habrá que definir cuál es la mejor ruta para acceder entre la capital de la República y la ciudad de Querétaro.

Aunque el plan de negocios determine qué es lo que más conviene respecto a la inversión, el capital privado se requerirá en un momento determinado, que puede ser al inicio de la obra, para tener una coinversión en favor del proyecto o bien, cuando ésta se concluya para que se pueda licitar al mejor postor , en caso de un tren iniciando operaciones.

No obstante que se tratará de favorecer a las empresas queretanas, en el caso particular de un tren, se tiene que recurrir a las tecnologías internacionales para definir cuál será la tecnología más conveniente.

El estudio se está realizando por cuatro técnicos de primera línea, en asociación, el despacho ADHOC, las empresas españolas Prointer y ALG, el despacho Cervantes y Cal y Mayor. El costo del análisis es de entre 5 y 7 millones de pesos, pero el monto final se conocerá cuando concluya.

A éstos se les ha solicitado que en el estudio no dejen de visualizar que el tren llegue a otros destinos, como también que la tecnología que se utilice o recomiende para su utilización sea compatible con que el tren pueda seguir a otros destinos.

El tiempo es suficiente, pero apretado para construir el tren México-Querétaro; más adelante sería acertado, pero dependerá de otros gobiernos y otras decisiones que el tren continuara hacia Guanajuato e inclusive a Jalisco, eso sería lo óptimo; pero el compromiso es México-Querétaro , sostuvo.

Dijo que se tratará de tener las estaciones céntricas posibles a las ciudades para estar en el corazón de éstas y de ahí tener sistemas de transporte que complementen el recorrido.

En la ciudad de México, no hay duda –habrá que esperar el estudio- de que uno de los lugares más apropiados sería la estación de Buena Vista; y en el caso de Querétaro, la posibilidad de tener la estación en el lugar más céntrico de la ciudad , previó.

OPCIONES

En el análisis se prevén cuestiones de aforo, derecho de vía, tecnología y otras cuestiones; en derecho de vía se están manejado tres rubros, una es a través de las vías de carga, otra la autopista y una tercera, otra posibilidad que hay en un derecho de vía totalmente nuevo.

La idea es tener el estudio en aproximadamente marzo, a más tardar en abril, y se trataría de que la licitación del proyecto sea en este 2013 para tratar de iniciar la construcción a más tardar en enero del 2014 , expresó.

Recordó que se ha expresado el interés por participar de empresas de clase mundial con tecnologías españolas, alemanas, japonesas y francesas; sin embargo, aún no se ha presentado un proyecto, dado que se tiene que presentar sobre una base de un proyecto ejecutivo.

Efectos del tren rápido

  • Querétaro, el Estado de México, Hidalgo y el Distrito Federal aportan anualmente más de 30% del PIB nacional.
  • 200 kilómetros será la distancia que cubriría el tren.
  • Menos de dos horas se estima de recorrido de terminal a terminal.
  • 160 y 180 kilómetros por hora sería la velocidad de traslado.
  • Se prevé se incremente con él la productividad de la región, además de la atracción de nuevos capitales.