Puebla, Pue. Intermediarios continúan cometiendo abusos contra los productores del interior del estado, a quienes compran 20% más barato para revender 30% más caro del valor original en centrales de abasto y tiendas de autoservicio, situación que se volvió más recurrente en esta pandemia de Covid-19, lo que perjudica al mercado y consumidores, expuso Arturo Con Villa, presidente del Consejo Estatal Agropecuario (Ceagro).

 

Especificó que en las sierras Norte, Negra y Nororiental del estado han detectado esos abusos en perjuicio de los agricultores, a quienes presionan los grandes distribuidores diciendo que las cosechas no son de buena calidad para supermercados y por ende si no quieren tener pérdidas, mejor que se las vendan a ellos para tampoco malbaratar los productos en mercados de los municipios.  

 

El dirigente indicó que con esos argumentos los productores no tienen más remedio que ceder y vender por debajo de su valor, cuando con la tecnificación aplicada ha mejorado la calidad para los grandes almacenes, donde todos los agros quieren vender.  

 

Comentó que mientras exista la práctica desleal del intermediarismo los productores no podrán salir adelante, por ello, deben plantearse centros de comercialización regulados por la autoridad para que lleguen las grandes cadenas de tiendas y compradores, donde la Secretaría de Desarrollo Rural estatal ayudaría a establecer un canal de comercialización seguro.  

 

No obstante, exhortó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que vigile y sancione la especulación de productos en perjuicio del consumidor, que en este panorama de difícil situación económica por la pandemia, los productores están cuidando que lleguen las cosechas con precios justos.   

Expuso que en muchos casos los intermediarios “vienen de entidades vecinas como son Tlaxcala y Veracruz para llevar a cabo esas malas prácticas que llevan tiempo haciendo en impunidad, sobre todo en municipios poblanos alejados.” 

 

“Va más de un año y tres meses de pandemia y en este tiempo se ha garantizado el abasto de productos en fresco y enlatados, aunque puede haber dos días de retrasos por temas logísticos, pero no hay faltante; sin embargo, los intermediarios quieren obtener más a costa del pequeño agricultor, en lo cual no estamos de acuerdo”, añadió.  

 

Con Villa reconoció que la oferta y demanda no debería aplicar en una contingencia de cualquier tipo, porque representan un abuso de la situación que no es ética y, por ello, la autoridad debe actuar contra los que incurran en ello.  

 

Puntualizó que cadenas de autoservicio y almacenes grandes deben ser los primeros en apoyar a la economía familiar.  

 

Indicó que agroindustrias y productores locales están dando preferencia al mercado nacional para colocar las mercancías, debido a las restricciones que han visto para exportar a Estados Unidos. 

estados@eleconomista.mx