Monterrey, NL. Con el confinamiento por la pandemia de Covid-19, la inscripción para obtener el código de barras aumentó en 80%, en comparación con 2019, ya que muchos negocios pequeños y medianos buscaron colocar sus productos en el e-commerce o en plataformas propias, comentó Gerardo Vázquez Tagle, gerente de la oficina regional Norte de GS1 México.

Se estima que 7 de cada 10 pequeñas y medianas empresas venden en comercio electrónico y van a destacar en el marketplace al utilizar el código estándar de GS1, explicó Mario Esparza, de Relaciones Públicas de GS1 México.

Durante el Foro de Desarrollo Empresarial Nuevo León, organizado por GS1 México, participó Mario Alberto Salinas Treviño, director de Apoyo y Fomento a Pymes, de la Subsecretaría de Fomento Empresarial, quien habló sobre la importancia de profesionalizar a las pequeñas empresas de Nuevo León para que puedan conquistar el comercio omnicanal, mediante el e-commerce y los mercados de exportación.

Por su parte, GS1 México es un organismo empresarial con más de 26,000 asociados que se encarga de asignar y administrar el Código de Barras.

En Nuevo León existen 1,494 empresas utilizan el Código de Barras, y se posesionan en el cuatro lugar a nivel nacional: 90% son pymes y 10% corporativos como Alfa, Femsa y Gruma, entre otros. A su vez, el código de barras es usado por retail como HEB y Soriana.

Código Bidimensional

Actualmente se utiliza el código de barras, sin embargo, en un futuro se empleará el código bidimensional, “sólo tenemos dos tipos el estándar y el data matrix y sus códigos van a convivir, aún está en etapa de revisión, creemos que estará en el mercado en cuatro o cinco años”, enfatizó Gerardo Vázquez Tagle.

“El no contar con un código de barras significa que el producto no está listo para ser comercializado en determinados canales, --igual y se acota al comercio informal--, pero si quisiera hacer escalable ese producto y llevarlo a una cadena comercial a nivel nacional o al marketplace, se vería impedido porque necesita un código asignado al producto, para entrar en los mercados”, puntualizó.

Ahondó que el Código de Barras le abre la puerta a los productos para poderlos comercializar y tener un mayor alcance en cadenas de tiendas o en el marketplace. Es un identificador de producto, una vez que se cataloga ese número con la cadena comercial, ésta liga la información del producto con los precios, descuentos, etc. Así, cuando pasa por el punto de venta, se entrelaza la información.

Hay códigos de barras para unidades de consumo, y también para las unidades de expedición, cajas y pallets, esto ayuda mucho a hacer más eficientes los procesos logísticos con los socios comerciales, porque todo viene identificado, así como a tener un buen inventario, y saber qué producto va a llegar en el embarque.