Con una inversión de 131 millones de pesos, el gobierno de Nuevo León inició los trabajos de mejoramiento del camino principal para la edificación de la Presa Libertad.

El gobernador, Jaime Rodríguez Calderón y el director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, Gerardo Garza, acompañados de autoridades municipales y federales, dieron el banderazo de salida a los trabajos de la vía que llevará al embalse ubicado en los límites de los municipios de Montemorelos y Linares.

La arteria de 44 kilómetros, 16 de carpeta asfáltica y 28 de terracerías son parte de las obras preliminares para la construcción de la Presa Libertad, que garantizará el abasto de agua potable en 16 municipios metropolitanos y ocho foráneos durante más de una década.

El Ejecutivo estatal señaló a los poseedores de propiedades ejidales y particulares que se les respetarán sus derechos.

“Todo tiene que hacerse como establece la ley. Ya hablé con el presidente (Andrés Manuel López Obrador) para que agilice en el Registro Agrario Nacional sus derechos para que todo mundo tenga esa posibilidad y entre en la negociación con Agua y Drenaje que tendrá que pagar a valor comercial a lo que cuesta la tierra (...) Para quienes decidan su reubicación el estado, construirá un fraccionamiento con todos los servicios”, precisó el gobernador.

Para finales de marzo o principios de abril de este año, añadió Jaime Rodríguez, se iniciará la construcción de la cortina de la presa.

Importancia

Con una inversión total estimada en 5,129 millones de pesos, la Presa Libertad es el proyecto principal del Plan Hídrico 2030 que sustituye a Monterrey VI, planteado por la pasada administración estatal a un costo de hasta 62,000 millones de pesos, y que comprometía las finanzas estatales por 27 años.

El embalse abastecerá a 24 de los 51 municipios de Nuevo León de 1,500 litros de agua potable por segundo, aprovechando los escurrimientos del Río Potosí.

Este año, la inversión para la construcción de la presa es de 1,928 millones de pesos, de los cuales 964 millones corresponden a recursos federales y la misma cantidad para recursos del estado de Nuevo León.

El director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey dijo que se trata de un proyecto que permitirá aumentar el suministro de agua las 24 horas del día por los próximos 10 años.

“El beneficio que va a brindar esta obra no nada más será para el área metropolitana y los municipios conurbados, sino para todos los municipios que estén en el trayecto como Linares y Montemorelos para permitir por primera vez en su historia tener agua potable de calidad”, destacó.

En la República Mexicana, Jalisco y Tamaulipas encabezan el listado con 7.5% de las más de 5,100 presas del país, seguidos de Durango. Por el contrario, Baja California, Tabasco, Ciudad de México y Tlaxcala no alcanzan 1.0% y representan las entidades federativas con menor número de presas.

Nuevo León casi alcanza 5% del total, de acuerdo con el estudio La Construcción de Presas en México. Evolución, Situación Actual y Nuevos Enfoques para Dar Viabilidad a la Infraestructura Hídrica, de El Colegio de México.

[email protected]