Guadalajara, Jal. Industriales de Jalisco presentarán a la banca de fomento un portafolio de proyectos de pequeñas y medianas empresas (pymes) que requieren financiamiento por parte de instituciones como Nacional Financiera (Nafin) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).  

En el marco de la quinta Convención de Industriales de Jalisco que se realizará del 30 de mayo al 1 de junio próximos en Puerto Vallarta, el sector aprovechará la presencia del director general de Nafin-Bancomext, Eugenio Nájera, para buscar un apoyo económico real hacia las pymes locales. 

“Ya llevamos en el país como tres años con una baja participación de la banca, y sobre todo, de la banca de fomento en apoyo a la industria; y con este cambio de gobierno, esperamos que haya un real cambio en apoyo, sobre todo a las pymes a través de Nafin y Bancomext”, dijo a El Economista, Jorge García Fernández, invitado permanente e integrante del comité de eventos del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ)

“Esa parte es fundamental, conocer cómo vamos a poder buscar el financiamiento para nuestras empresas a través de la banca de fomento. La banca de fomento jugó un papel importantísimo en los años 70 y 80 y fue perdiendo su participación y su actividad, sobre todo en la administración del expresidente Vicente Fox Quesada”, refirió García Fernández. 

Recordó que tras los cambios que Fox Quesada a Nacional Financiera (Nafinsa), él y los otros integrantes renunciaron al Consejo Directivo. 

“Hoy se está retomando esta parte y queremos ver realmente que exista un verdadero impulso al desarrollo de la industria de Jalisco. Vamos a ver cómo van a ser las reglas de operación de esta nueva banca de fomento”, refirió el industrial del sector textil. 

Mercado de valores 

Durante la convención se contará asimismo con la participación de la directora de la nueva Bolsa Institucional de Valores (BIVA), María Ariza con la intención de conocer las oportunidades que tendrán las empresas medianas de participar en el mercado de valores. 

“Según tengo entendido, tienen mucho interés y mucho apetito por empresas medianas. Yo creo que sí hay una oportunidad, porque BIVA entra a hacerle competencia a la Bolsa Mexicana de Valores y lo que va a hacer es que exista mucho mayor flexibilidad y mayor apetito para atraer estas empresas”, refirió el también propietario de la extinta Hilasal, una de las primeras empresas jaliscienses en cotizar en la Bolsa de Valores. 

Durante los tres días de la convención, cerca de 200 empresarios jaliscienses analizarán la situación económica y política actual, además de abordar temas de innovación y tecnologías globales.

[email protected]