Tijuana, BC. Empresas de la industria maquiladora en Tijuana invirtieron en la capacitación de maestros de ingeniería de cuatro universidades locales, para homologar los planes educativos con las necesidades del sector, particularmente en el desarrollo de alta tecnología como la robótica.

Por ejemplo, durante un semestre la empresa SMT inyectó 3.5 millones de dólares para la enseñanza de 14 profesores de la Universidad Autónoma de Baja California, Cetys Universidad, Universidad Tecnológica de Tijuana, Instituto Tecnológico de Tijuana e Instituto Politécnico Nacional, quienes tuvieron acceso al equipo de firma.

El titular de la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación (Index) Tijuana, Luis Manuel Hernández González, dijo que el proyecto consiste en que compañías manufactureras otorguen conocimiento específico vital para sus operaciones a las universidades, a fin de fortalecer el capital humano con capacidad de innovación y manejo de las técnicas industriales necesarias.

Para lograr eso, explicó que los docentes de las instituciones educativas participan en un programa de capacitación e incluso en estadías al interior de las empresas, con la finalidad de estar mejor preparados para impartir los conocimientos al interior de las aulas.

“Lo que hacemos en Index es llevar la experiencia de la industria a las aulas. la clave es que el maestro entienda la necesidad de la industria y vea cómo se puede adaptar el estudiante a los diversos giros”, expresó.

Hernández González puntualizó que el éxito con SMT tomó dos años, en los cuales hubo programas de formación continua, por lo que los resultados motivan a generar acciones similares en materia de comercio exterior.

El coordinador de Vinculación Educativa de Index, Rafael Trujillo, indicó que el programa requirió cursos de capacitación a docentes que duraron al menos un semestre y la inversión por parte de SMT que consistió en la operación de maquinaria con un valor superior a 3 millones de dólares.

El investigador del Cetys Universidad, Salvador Chiu, expuso que al trabajar las universidades con las empresas permite que los estudiantes puedan egresar con un perfil enfocado en las necesidades de las compañías maquiladoras, que actualmente deben invertir más en las capacitaciones de los ingenieros para profesionalizar su trabajo bajo la exigencia y los estándares internacionales.

estados@eleconomista.mx