Guadalajara, Jal. Pese a las condiciones económicas adversas, la industria del calzado en Jalisco, principal fabricante de calzado de dama en el país, proyecta crecer este año 10% su producción en comparación con el 2016, mientras que sus ventas aumentarían entre 6 y 7 por ciento.

De acuerdo con Amandine Weber, directora de la Cámara de la Industria del Calzado en el Estado de Jalisco (CICEJ), el crecimiento obedece al desarrollo de proyectos de empresas extranjeras que están eligiendo fábricas locales para maquilar sus productos.

Citó el caso de Nike que está maquilando su calzado deportivo inteligente, con dispositivos electrónicos, en las plantas de Flex instaladas en Jalisco, mismas que absorbieron un elevado porcentaje de la plantilla laboral de la industria zapatera.

Según datos de la CICEJ, en el primer trimestre del año se produjeron 20 millones de pares de zapatos por lo que, dijo la directora de la cámara, el sector no ha resentido los efectos negativos de la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos.

Grandes cadenas internacionales y nacionales han seleccionado a nuestro estado como plataforma de abastecimiento y producción; incluso empresas estadounidenses quieren que se les maquile en Jalisco , refirió.

Tenemos un panorama alentador; hay clientes de Estados Unidos que buscan la maquila en México , mencionó.

Aumenta empleo

De acuerdo con el Instituto de Información Estadística y Geográfica (IIEG), hasta marzo de este año, la industria contaba con 21,192 trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y según la CICEJ, toda la cadena cuero-calzado representa, adicionalmente, la generación de 30,000 empleos indirectos.

Dicha cifra supone un crecimiento de 3,146 puestos laborales; es decir, 17.43% más que en diciembre del 2016.

promo@eleconomista.com.mx