Querétaro, Qro. El valor de la producción generado por la industria de la construcción en la entidad reportó una caía anual de 30.4% durante mayo, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras.

Se trata de una de las caídas más significativas que esta industria reporta en el año, luego de que arrancó el 2019 con una baja de 5.0% en enero, así como una reducción porcentual anual de 11.4% en febrero y de 31.0% en marzo.

En abril mostró una ligera recuperación al reportar indicadores positivos, con un aumento de 6.2%, mientras que en mayo retomó las variaciones negativas.

La variación negativa que el estado reportó en mayo se ubicó por encima del indicador nacional que registro una baja de 10.9% anual, exponen los indicadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Querétaro se ubicó entre las 10 entidades que reportaron las caídas más considerables en el valor de producción durante el quinto mes del año.

La baja porcentual más pronunciada se reportó en Zacatecas (50.6%) y el mayor crecimiento se registró en Tlaxcala (111.8 por ciento).

Complejo 2019

El primer semestre del año en curso se caracterizó por ser un periodo complejo para la industria de la construcción en el estado; de seguir con un ritmo a la baja se proyecta una caía a doble dígito al cierre del año, según el presidente en Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Álvaro Ugalde Ríos.

Ante el menor ritmo que ha reportado esta industria en la primera mitad del año tanto en la obra pública como privada, gran parte de las empresas constructoras se ha enfocado en labores de mantenimiento de maquinaria y capacitación.

“A nivel nacional está preocupante la situación, hay unas empresas que están a punto de cerrar por lo mismo de que no tiene trabajo, esto es a nivel nacional, aquí al menos tenemos un poco, pero hay estados que están peor, como San Luis Potosí, Zacatecas, Oaxaca”, refirió.

En el ámbito estatal, no se han reportado riesgos de cierres de empresas constructoras, aunado a que hay confianza en que en la segunda mitad del año se reactive la industria con la finalidad de mantener las plantillas laborales básicas.

A este escenario, dijo, se suma el incremento en el costo de los insumos, que deriva en el aumento del precio final de las obras; el acero es uno de los materiales con más variaciones en sus precios.

“Sí nos afecta, muchas veces las dependencias no nos aceptan lo que se llama escalatoria, es cuando concursa uno con un precio y a la hora que empieza la obra cambió el precio de mercado; por ley se puede dar, pero normalmente no lo aplican”, expuso.

En junio, los precios de la construcción reportaron un crecimiento a tasa anual de 3.1%, siendo el nivel más bajo desde junio del 2014, indicó el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción.

Durante el sexto mes del año, los materiales con mayores aumentos anuales fueron: el asfalto (21.2%), impermeabilizantes (9.5%), vidrios (8%) y pinturas vinílicas (7.5%); entre los de mayor incremento se encuentran insumos derivados del petróleo y provenientes de la industria petroquímica.

[email protected]