Puebla, Pue. La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) local demandó al ayuntamiento poblano a otorgar incentivos fiscales para el 2020 a los dueños de casonas en desuso, a fin de que puedan vender y, con ello, contribuir a que siga el repoblamiento del Centro Histórico, el cual va a paso lento aun cuando la plusvalía incremento 20% desde el 2017 a lo que va del presente año.

Carolina León Soriano, presidenta de AMPI, dijo que se requieren descuentos en Predial para estas casonas, algunas en ruinas y otras cerradas por tener fallas estructurales.

Mencionó que tienen identificados alrededor de 250 inmuebles susceptibles para construir edificios de departamentos; sin embargo, los dueños de esas propiedades están pidiendo el doble de lo que cuestan, sin considerar que debe haber un avalúo de por medio.

Las autoridades municipales deberían apoyar más, por ser los principales promotores de que el centro de la ciudad sea repoblado, y no dejar todo a los inmobiliarios respecto a convencer a los dueños de casonas que vendan a un precio justo para ambas partes, señaló.

En entrevista, insistió que no se puede dejar pasar esa oportunidad de generar vivienda vertical, la cual también se busca que sea accesible para todos los estratos sociales, ya que se quiere ofertar con precios de 550,000 hasta 2 millones de pesos, para que haya interés en adquirirlas y no sea limitativa para unos cuantos.

Aún sin tener una amplia oferta de departamentos, la plusvalía creció 20% en estos dos años, lo cual demuestra que existe un mercado importante y con potencial de crecer a corto plazo si se amplía la oferta y que para el comprador representará una buena inversión a la larga.

Trabajo de convencimiento 

El trabajo de convencimiento con el propietario, ahondó, es un proceso de medio año, ya que no ceden fácil a una propuesta económica de algunos desarrollares, porque siempre esperan sacar el mayor provecho que antes no lograrían si no se tuviera el plan parcial del Centro Histórico de Puebla aprobado por el Cabildo en el 2016, con el que se pretende que regresen a vivir 250,000 personas a la zona en un plazo de 15 años, para lo que se proyectó una construcción de 34,000 casas verticales.

León Soriano sostuvo que si el ayuntamiento lanza un programa de incentivos fiscales para que esas propiedades puedan ser vendidas a corto plazo por sus dueños, ayudará a que los desarrolladores detonen más proyectos, porque al ritmo que se lleva tardarán más tiempo en concretar la meta, sin querer dar un estimado de cuántos han regresado a vivir al “corazón” de la ciudad.

“En verdad es muy poca la construcción de departamentos por la especulación de casonas, pero sí vemos que sólo esa oferta está contribuyendo a que la plusvalía suba 20%, es indicativo de que crecerá si se detonan más proyectos”, apuntó la dirigente de la AMPI.

Otro de los problemas de pronta resolución, agregó, es el comercio informal que persiste en calles aledañas al primer cuadro del centro, el cual puede ser un factor para inhibir las inversiones. 

Llamó a la comuna poblana tomar en cuenta esa situación para emprender acciones de recuperación de las calles que están invadidas por el ambulantaje y que más allá de generar una mala imagen también representa una competencia desleal para negocios.

 

[email protected]