Querétaro, Qro. Para la puesta en marcha de la segunda etapa de infraestructura para el transporte público del estado se ejercerá una inversión de 782 millones de pesos.

La segunda fase contempla la cimentación de dos nuevos ejes estructurantes y la continuación del eje Constitución de 1917.

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, anunció que se intervendrán cerca de 60 kilómetros de los dos cuerpos de las vialidades.

Se cimentarán los ejes 3 y 4, que se suman a la primera fase que contempló los ejes 1 y 2. Con esta segunda etapa se llega a 50% de los ocho ejes que se planea construir y que están previstos en el Programa Estatal de Transporte 2016-2021.

Durante la primera etapa se cimentaron 5.6 kilómetros de carril exclusivo sobre Avenida de la Luz, en la zona norponiente y 13.2 kilómetros para la Constitución de 1917.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Romy Rojas Garrido, explicó que la segunda etapa prevé la continuación del eje Constitución de 1917 para comunicar al municipio de El Marqués (desde El Mirador, con el centro de la capital).

Para la continuación en el tramo, de 3.14 kilómetros, se construirán tres ejes centrales con estaciones intermedias para agilizar el abordaje de autobús.

También se construirá el eje Menchaca, que conectará a avenida de la Luz con la zona nororiente de la ciudad.

Así como el eje Pie da la Cuesta, que fungirá como un eje norte-sur, que va desde el anillo vial Fray Junípero Serra, hasta conectar con Constitución de 1917.

“Con estos ejes se formará la espina dorsal de transporte de la zona metropolitana de Querétaro, con el objeto de crear circuitos que nos permitan la combinación de distintos recorridos a través de toda la ciudad”, declaró.

Las obras prevén la construcción de paraderos, ejes viales de concreto (que tienen vida útil de 25 años), señalética y semaforización, cruces peatonales y señalética en braille.

El director del Instituto Queretano del Transporte, Alejandro López Franco, puntualizó que se estima que ambos ejes inicien operaciones en el primer mes del próximo año.

Retos constantes

El proceso de transformación del transporte público colectivo ha implicado una serie de retos, reconoció el mandatario, tras referir que esta etapa ha implicado obstáculos y errores.

“Avanzamos en una tarea de transformar el transporte público como nos comprometimos, de forma integral, una tarea que a la vista de todos no ha sido fácil y, hay que decirlo, que hemos tenido obstáculos técnicos, errores humanos, accidentes lamentables, ajustes necesarios; aún hay intereses que debemos conciliar y seguiremos teniendo retos permanentes, pero nada de esto nos va a detener. Vamos a seguir adelante hasta responder a las expectativas del servicio de calidad, seguro y eficiente”, manifestó Domínguez Servién.

[email protected]