Al cuarto mes del 2017, debido a un incremento en el consumo de gas natural (0.03% anual) y a una disminución de la producción nacional (11.7%), las importaciones de este combustible continuaron superando la producción, con una contribución de 59.3% de la oferta total y un incremento de 10.1 por ciento.

A partir de marzo del año pasado comenzó a abrirse la brecha entre las compras al exterior y la producción.

Lo anterior, de acuerdo con información de la Secretaría de Energía, misma que refiere que actualmente el gas natural es el combustible más económico comparado contra otros de uso común.

Kristobal Meléndez, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), expuso que hay una estrategia del gobierno federal, en la cual se trata de reformar el modelo en la producción de energía eléctrica, principalmente a gas natural, porque es más económico.

La producción se compone por los complejos procesadores de gas y la inyección desde campos; en el periodo de referencia, cayeron a tasa anual el total y sus rubros: 11.7, 10.0 y 21.6%, respectivamente.

Por complejos procesadores, sólo presentó un aumento en Ciudad Pemex (Tabasco), con 17.2%, mientras los descensos más pronunciados se observaron en Burgos (Tamaulipas), con 23.0%, Cactus (Tabasco-Chiapas), con 22.6%, Arenque (Tamaulipas), con 11.5% y Poza Rica (Veracruz), con 10.4 por ciento.

Kristobal Meléndez señaló que en algunos de estos complejos, como en Tamaulipas, la caída se debe a la falta de inversión, además de que las reservas de gas natural han disminuido.

Raymundo Tenorio, analista del Tecnológico de Monterrey, añadió que hay un desgaste productivo de los actuales pozos generadores de gas natural, concretamente, por el agotamiento de la infraestructura, no del gas que existe en el subsuelo .

Añadió que existe una falta de inversión en reemplazo de activos fijos, es decir, maquinaria, equipo, y redes de distribución, por los planes de austeridad de Pemex, que fue en parte, lo que llevó a pensar en la reforma energética, para sustituir ese déficit con inversión privada .

Las importaciones totales de gas natural se dividen en continental (89.3% de aportación) y el licuado (10.7 por ciento).

En las compras al exterior del rubro de continental, a abril de este año, los puntos de interconexión con los mayores aumentos anuales se exhibieron en Camargo (Tamaulipas), con 46.2%; en Agua Prieta (Sonora), con 26.1%, y en Ciudad Mier (Tamaulipas), con 18.2 por ciento.

Camargo participa con 43.0% del total de importaciones de gas natural; por puntos, se presentó una disminución en Ciudad Juárez/El Hueco (Chihuahua), de 24.9%; Piedras Negras (Coahuila) de 28.7%; Sásabe (Sonora), de 45.1% y Nogales (Sonora), de 80.0 por ciento.

Más barato y eficiente

El investigador del CIEP explicó que como el gas natural es un producto más económico puede derivar en ahorros en las tarifas de electricidad, tanto para las empresas como para los hogares; sin embargo, enfatizó, habrá que considerar que hay una transformación energética y deberá tomarse en cuenta el papel que tendrán las energías renovables en un futuro.

El analista del Tecnológico de Monterrey expresó que se trata de un insumo muy eficiente en la producción industrial, y beneficia en la formación de precios de parte del productor, debido a que contribuye a mantener una estructura de costos competitiva.

melania.delgado@eleconomista.mx