Monterrey, NL. La iniciativa Nuevo León 4.0 está por lanzar un programa de desarrollo de proveedores, para que aquellas empresas que no han iniciado su proceso de transformación digital, se sumen y tengan acceso a expertos, consultoría y capacitación.

Abraham Tijerina Priego, coordinador de la iniciativa Nuevo León 4.0, comentó a El Economista que están trabajando con las empresas tractoras de Nuevo León, para que inviten a su cadena de valor a transformarse, y con ello poder dar mayor cobertura a las empresas que ya iniciaron un proceso de transformación.

Queremos, que por ejemplo, Metalsa, Frisa y Cemex nos ayuden diciéndole a sus proveedores que les interesa que en Nuevo León la proveeduría sea 4.0, con un programa, para que proveedores claves estratégicos tengan acceso a expertos, consultoría y capacitación del mismo ecosistema”, explicó Tijerina Priego.

“No quiere decir, que esto sea gratis, los acercamos al ecosistema que tiene el conocimiento y la infraestructura, para que los puedan ayudar en la reconversión”, agregó.

El costo de asesoría y acompañamiento para definir la estrategia y la cartera de proyectos, es un proceso de inversión inicial de entre 40,000 y 50,000 pesos por cada empresa.

Detalló que hay un asesor que ayuda a las empresas a definir su cartera de proyectos, “es una inversión menor, después vendría la conexión con todas las máquinas, para que puedan subir información del proceso, tener sensores donde todas tengan visibilidad del proceso todos los días y de manera remota”.

Esa tecnificación podría requerir de una inversión más significativa, depende de cuántas máquinas se van a digitalizar, cuántos sensores, el costo es variable y depende de las soluciones específicas para cada caso.

Le pedimos a las empresas que inicien con iniciativas pequeñas, de 50,000 a 200,000 pesos, queremos tener iniciativas que no se lleven más de seis meses desde que se le dio la forma al proyecto y otros seis para recuperar la inversión”, recalcó el directivo.

Además, están buscando apoyos de los gobiernos estatal y federal, del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial, quienes tienen apoyos para la reconversión de estas pequeñas y medianas empresas, pero no se ha logrado concretar.

estados@eleconomista.mx