Puebla, Pue. El sector hoteles boutique atraviesa por una crisis al caer hasta 60% la ocupación de cuartos en lo que va del año, por lo que los dueños siguen aplicando esquemas de descansos obligatorios para evitar despidos en todas las áreas, además, inversiones por 120 millones de pesos de cuatro complejos pararon, mientras se compone la afluencia.

El director de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, Gustavo Ponce de León Tobón, comentó que la pandemia de Covid-19 afectó a este sector que recibe a ejecutivos que vienen a cerrar negocios, sobre todo extranjeros de España, Italia, Alemania y Francia, países con los que la entidad tiene relaciones comerciales.

Expuso que entre los empresarios han tratado de encontrar una respuesta, pero todo apunta a que “será un año de pérdidas y tratar de subsistir sin hacer despidos”.

Indicó que no están viendo una estrategia del gobierno estatal para atraer turismo, pese a que están cumpliendo a 100% las medidas sanitarias y algunos hoteles se han certificado para dar la confianza a clientes de que están en un lugar seguro y que cuenta con las medidas necesarias.

La caída normal de turismo es de 30% en promedio por temporada baja, que dura un mes y luego se recupera; sin embargo, la contingencia sanitaria generó otro panorama para los sectores productivos en general, comentó.

Ponce de León dijo que los 18 socios de hoteles boutique aplicaron el esquema de descansos escalonados para que todos los trabajadores tengan la oportunidad de obtener un ingreso a parte de su salario, ya que las propinas son donde se compensan.

Mercado

Sobre las inversiones, el dirigente comentó que los 120 millones corresponden a hoteles boutique de tres y cuatro estrellas, cuyos empresarios aclararon que las cancelarán, sino que esperar a que se mejore la afluencia de vacacionistas para ver el comportamiento del mercado y ajustar los tiempos de obras.

Pese a todo, puntualizó que Puebla es un buen mercado, al existir una necesidad de más complejos de calidad, sobre todo para atender al turismo de convenciones.

“Podemos llamar un bache el que hay por la pandemia, pero esperamos que pase pronto, ya que es la primera vez que se da, la cual enfrentan sin despidos”, puntualizó.

estados@eleconomista.mx

rrg