Cancún, QR. Tras la muerte del líder de los hoteleros en Cancún, Roberto Cintrón Díaz del Castillo, la dirigencia interina de la Asociación de Hoteles admite que el organismo aún está endeudado por la recuperación de playas del 2009, pero ya urge un nuevo rescate de la duna costera, dado el grado de deterioro que muestran algunos tramos de playa en Cancún y la Riviera Maya.

La recuperación anterior tuvo un costo de 957 millones de pesos financiados por los gobiernos federal, estatal, municipal y la Iniciativa Privada, y hoy se sabe que el costo no ha sido saldado en su totalidad, ya que la AHC adeuda aún 18 mensualidades de ese proyecto.

Bajo alerta

Carlos Gosselin Maurel, dirigente interino de la AHC, aseguró que si bien desde la recuperación de playas en el 2005 no ha habido un huracán, en la actualidad dejó de operar el fideicomiso de recuperación de playas conformado por los hoteleros, integrantes de los tres niveles de gobierno, así como instituciones académicas como la Universidad Nacional Autónoma de México.

Si en este año nos pega un huracán, no tenemos con qué enfrentar los gastos para un plan emergente de recuperación de playas , aseguró.

El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, dijo hace unos días que pese a los recortes presupuestales anunciados por el gobierno federal, el rescate de playas no está en peligro y que está próxima una visita a la entidad del titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para analizar el tema.

El Economista ha dado cuenta de por lo menos tres proyectos privados de recuperación de playas en la Riviera Maya ante el grave deterioro de la costa luego del paso del huracán Wilma en el 2005, además de la acelerada erosión que se presenta.

[email protected]