La informalidad laboral contempla a todas las personas que trabajan en actividades o unidades económicas con irregularidades o sin registro ante las autoridades pertinentes. Los trabajadores informales, en su mayoría, de contratos, prestaciones, seguridad social o instituciones de salud.

En esta condición se encuentran más de la mitad de los trabajadores mexicanos (56%); en algunas regiones esta situación se profundiza.

En Oaxaca, Guerrero y Chiapas, los estados más pobres del país, 8 de cada 10 trabajadores son informales.