Guadalajara, Jal. Con una inversión superior a los 3 millones de dólares, el jalisciense Grupo Hospitalario Puerta de Hierro inauguró el primer Centro Híbrido de Mínima Invasión en hospitales privados de todo el país, y el segundo en Latinoamérica.

Se trata de un conjunto de instalaciones y equipamiento médicos que permiten tratamientos mínimo invasivos que repercuten en una mejor recuperación y calidad de vida del paciente, dijo a El Economista Alejandro Gil Luna, director general de los hospitales Puerta de Hierro.

“La instalación contempla una sala de hemodinamia tradicional, una sala híbrida, una instalación de recuperación específica para esta especialidad, así como sala de espera del paciente, recepción; digamos que es un núcleo cardiológico integral enclavado en nuestro hospital de especialidades aquí en la zona de Andares”, subrayó.

Explicó que anteriormente las cirugías se hacían “a través del corte del esternón para poder acceder al corazón y hoy se hacen con incisiones de centímetros, lo cual repercute en un mayor grado de recuperación, una mejor calidad de vida, una mayor expectativa de vida posterior al tratamiento y, obviamente, una mejor experiencia para el tema del resultado clínico”.

Gil Luna indicó que actualmente los hospitales del grupo son referencia en la región y atraen turismo médico, principalmente de Colima, Nayarit, Michoacán y los estados del Bajío, además de Estados Unidos y Canadá —este último país les otorgó la certificación del Canadian Healthcare Council—, pero con el centro que se puso en operación este fin de semana Jalisco se posiciona a la vanguardia en la prestación de servicios médicos a nivel Latinoamérica.

“Es el único centro en su tipo en el país, solamente hay otro más en Latinoamérica que es parecido y está en Argentina, entonces, estamos colocando a Guadalajara y a Jalisco como líder en tecnología de punta en el tema de cardiología”, destacó.

El director del grupo hospitalario refirió que el objetivo es incrementar la oferta de servicios a pacientes nacionales y extranjeros.

“Es una oferta de valor que no busca ser elitista, no busca ser selectiva sino al contrario, vamos a tratar de que sea un centro competitivo desde el punto de vista de oferta de precios tanto para un paciente particular como para uno de seguros y poder brindar también cierta oferta en el tema de licitaciones para el sector salud”, detalló.

Presencia

Según Alejandro Gil, el turismo médico atraído por los hospitales Puerta de Hierro comenzó con la especialidad de cirugía plástica, pero actualmente, pacientes de todo el país y de Norteamérica acuden para atenderse en otras áreas como traumatología y ortopedia, cardiología y neurocirugía, entre otros.

Señaló que en comparación con Estados Unidos o Canadá atenderse en el grupo hospitalario en Guadalajara representa, en promedio, una tercera parte del costo que tienen las instituciones médicas de Norteamérica.

estados@eleconomista.mx