Guadalajara, Jal. El gobierno mexicano debe demandar a la empresa española Abengoa por el fallido proyecto de la presa El Zapotillo que aún sigue sin concluir en la región de Los Altos de Jalisco, y que debía abastecer de agua a la zona metropolitana de Guadalajara y la ciudad de León, Guanajuato, afirmó Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

“Yo sí hago una invitación a que el gobierno de México demande en el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias) a Abengoa; que estrenemos a esa modalidad de gobiernos demandando empresas, porque hoy resulta que las empresas son más corruptas que el gobierno”, aseveró durante la presentación de su libro Del desamor al amor, la relación de México y el CIADI.

 “Yo creo que el día de mañana, CIADI puede ser el gran regulador de los derechos de los estados frente a los grandes capitales que son más poderosos que los estados mismos”, sostuvo Sheffield, en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

En el 2011, luego que ganó la licitación internacional para la construcción del acueducto El Zapotillo-León, la firma española Abengoa obtuvo la concesión por 25 años para trasladar el agua desde Jalisco hasta León, Guanajuato, además de otras obras como una planta potabilizadora y plantas de bombeo.

No obstante, la debacle económica que para entonces enfrentaba la compañía hispana, impidió que siquiera iniciara las obras por lo que en 2017 renunció a la concesión.

Sin embargo, su filial, Concesionaria del Acueducto El Zapotillo, mantuvo la concesión y, a pesar de que no realizó obra alguna, reclamó a la Comisión Nacional del Agua una indemnización de 5,000 millones de pesos con el argumento de que no cumplió con la liberación de tierras para construir el acueducto.

“En muchos países dicen que el gobierno es corrupto, pero hay empresas que son más corruptas que el más corrupto de los gobiernos. Y eso es algo que estoy seguro que estará ventilándose mucho, sobre todo con el movimiento trasnacional que tienen los capitales”, aseveró.

"No pueden ser inmunes los grandes capitales del mundo, está bien que no tengan nacionalidad o que adopten la nacionalidad que fiscalmente les convenga más, pero eso no los hace intocables”, refirió el también doctor en Derecho y titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

 El CIADI es el foro destinado al arreglo de diferencias entre inversionistas y Estados en la mayoría de los tratados internacionales de inversión, así como en numerosos contratos y legislación en materia de inversión.

estados@eleconomista.mx

kg