Puebla, Pue. Alrededor de 400 franquicias que están en la capital del estado y que estaban cerradas desde agosto hasta finales del 2020, debido a la crisis económica generada por la pandemia de Covid-19, han reabierto de febrero a mayo pasado, lo que implicó generar 600 empleos.

Lo anterior dio a conocer el presidente de la Red Mexicana de Franquicias, Francisco Lobato Galindo, quien explicó que estos negocios obtuvieron préstamos que les permitieron capitalizarse para poder retomar operaciones, al permitir mayor aforo en los establecimientos por disposición oficial del gobierno del estado.

Indicó que, si bien, las ventas están entre 40 y 50%, y al encontrarse en color verde del semáforo epidemiológico, tienen confianza de que se pueda mejorar otro 20% en los próximos meses.

Destacó que las reaperturas también permiten recuperar empleos directos, los cuales tuvieron que recortar al no tener ingresos para cubrir salarios durante los meses que permanecieron cerrados.

Indicó que 40% de esas 400 franquicias se encuentran en el Centro Histórico y el resto en plazas comerciales, aunque se han movido de locales para buscar pagar rentas más bajas mientras se vuelven a recuperar en ventas.

Lobato Galindo contó que los negocios que reabrieron tenían, en promedio, de cinco a ocho años de antigüedad, siendo 70% del sector restaurantero y el resto de los comercios en general, los cuales tenían una presencia importante en el mercado.

Proyectos

Incluso, puntualizó, 10 franquicias querían buscar abrir otro punto de venta en alguna parte de la Angelópolis, pero la pandemia frenó los planes de los empresarios, quienes ahora esperarán hasta el 2022 para ver si es posible concretarlo.

Mencionó que ayudaría a los prestadores de servicios que el gobierno del estado lanzará una campaña de promoción turística, “la cual ahora más que nunca se requiere para agilizar la recuperación económica”.

Indicó que las 1,100 franquicias afiliadas que, pese a las circunstancias se mantuvieron abiertas en la pandemia, han ido recuperando ventas y al estar en color verde del semáforo podrán esperar un mejor panorama en los ingresos en lo que resta del año.

estados@eleconomista.mx

rrg