Puebla, Pue. La cadena poblana Farmatodo retomará su proyecto de expansión a un plazo de cuatro años en que considera la apertura de 800 puntos de venta para el centro y occidente del país.

Ernesto Álvarez Tostado Blanco, presidente de la firma fundada en 1983, con el nombre de Farmacias Bella Vista, explicó que la expansión será a través de la venta de franquicias o por la fusión con marcas regionales.

El empresario detalló que actualmente cuentan con 495 tiendas, de las cuales 40% se abrió del 2013 al 2015.

Recordó que tras definir el modelo estratégico de negocio en el 2001, con el cambio de nombre seis años antes iniciaron con la primera etapa de crecimiento en unidades.

Ahora Farmatodo emplea alrededor de 1,200 personas y tiene presencia en Acapulco, Cuernavaca, Querétaro, Tulancingo, Guadalajara, Puebla, así como en la Ciudad de México y el Estado de México.

Sin cierres de puntos de venta

Tostado Blanco expuso que ninguno de los puntos de venta ha cerrado desde que iniciaron el plan de expansión, cuyo éxito, dijo, va acompañado de su concepto de farmacia de autoservicio, cuidar la calidad y mantener el abasto de productos.

Comentó que a pesar del cambio de nombre, mantienen la idea original de su padre Ernesto Álvarez Tostado Jasso: procurar una buena atención y mantener la variedad de medicamentos.

El directivo refirió que en el caso de la zona centro y occidente del país, Farmatodo tiene el interés por llegar a donde hay farmacias regionales que tienen uno o dos puntos de venta, las cuales requieren ampliar su gama de medicamentos.

Las franquicias

Tostado contó que la apertura de más farmacias obedece al crecimiento de la ciudad y su zona metropolitana, con nuevos fraccionamientos, tendencia que también ocurre en el resto del país, donde el mercado permite tener franquicias de diferentes marcas en un mismo lugar, sin que haya una competencia desleal al manejar algunos productos exclusivos.

Los particulares han visto resultados a mediano plazo en donde hemos abierto franquicias, situación que nos permite pensar en que lograremos concretar nuestro plan de expansión , expresó el empresario.

Detalló que el costo por cada franquicia llega a ser hasta de 200,000 dólares, lo cual dependerá del espacio donde se abra.

No habrá consultas

A diferencia de otras marcas, el esquema de negocio de Farmatodo no tiene considerado, por el momento, incluir el servicio de consulta a bajo costo, aun cuando se lo han pedido sus clientes.

Sostuvo que los pacientes requieren atención especial, la cual no recibirán en una farmacia sino en un consultorio, donde hay el instrumental para dar el servicio.

miguel.hernandez@eleconomista.mx