Puebla, Pue. El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) de Puebla, Alberto Moreno Gómez Monroy, admitió que se requiere un ordenamiento en la ejecución de proyectos verticales, porque están surgiendo quejas en algunas zonas de la ciudad por la construcción de edificios altos que están afectando el suministro de agua, donde hay una reducción del servicio.

Comentó que ha solicitado a los empresarios del sector que sean cuidadosos en la elección de zonas para detonar alguna edificación, a fin de no sólo evitar quejas, sino problemas de desabasto a sus propios compradores.

Mencionó que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad del municipio les pide apegarse al Plan de Desarrollo Urbano, donde están identificadas las zonas susceptibles para construir, “a lo cual, la mayoría está haciendo caso para invertir en nuevos desarrollos habitacionales”.

El líder expuso que un par de proyectos se retrasaron dos años por oposición de vecinos, quienes acusaban que “rompían con el entorno urbano, derivando en amparos contra la obra para frenarla o cancelarla, lo cual no ocurrió”.

En este tenor, advirtió que si no toman en cuenta las recomendaciones de la autoridad pueden ocurrir más situaciones de este tipo aun cuando haya necesidad de vivienda en la zona centro.

De acuerdo con el Plan de Desarrollo Urbano municipal hay necesidad de 20,000 casas en la zona centro, de las cuales sólo se han construido 4,000 con 11 edificios nuevos, pero los empresarios han visto que no pueden cubrir dicha necesidad a corto plazo debido a la escasez de agua y problemas de movilidad en las áreas.

Moreno Gómez comentó que la Canadevi mantiene un acercamiento con los socios para que entre ambos investiguen si la zona es viable y si garantiza que la inversión se ejecute sin problemas legales.

Refirió que hay seis proyectos en puerta, los cuales generarían 180 departamentos en la zona del Centro Histórico, pero están detenidos desde marzo del año pasado por la pandemia de Covid-19 aunado a que los terrenos que hay no cumplen con las necesidades pese a que están identificados en el Plan de Desarrollo Urbano.

Consideró que en la zona metropolitana los planes de desarrollo urbano son instrumentos normativos que deben regir el crecimiento de las ciudades y Puebla es el único de los municipios que tiene uno que está cumpliendo con garantizar ese ordenamiento.

Legalidad

Sin embargo, admitió que hay zonas que, por la demanda de vivienda vertical, están obligando a hacer proyectos que en su ejecución enfrentan problemas legales y también son adquiridos en forma lenta, lo cual no conviene para el retorno de inversión.

Indicó que los desarrolladores deben contribuir a ello, para lo cual es necesario que haya una relación con autoridades municipales con la finalidad de que se construya de manera sustentable.

estados@eleconomista.mx