Después de la implementación total de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, los gobiernos locales tendrán que alinearse en materia de responsabilidad fiscal para establecer metas de reducción del déficit público, consideró el tesorero de Naucalpan, Estado de México, Roberto Soto.

Es muy peligroso si no hay reglas y controles para evitar que se deje a discreción del Tesorero el comportamiento económico de un ayuntamiento , dijo en entrevista.

Destacó que por falta de normatividad, los municipios son el traspatio de la Federación, porque muchas decisiones se toman desde los escritorios.

Explicó que la armonización contable en los tres órdenes de gobierno ha sido uno de los retos más difíciles de los últimos años por el cambio que implica para contabilizar la vida de una localidad, sobre todo para los municipios. Sin embargo, advirtió que no será suficiente para evitar sorpresas en las finanzas subnacionales.

El Tesorero de Naucalpan, municipio que tiene el presupuesto más alto del país -3,447 millones de pesos-, consideró que en un futuro muy cercano se deberá incorporar a la normatividad la obligación de tener un equilibrio financiero, si se quiere mejorar la recaudación.

Revisar normatividad

En ese sentido, comentó que Naucalpan hizo una propuesta al Instituto Hacendario del Estado de México para que se añada en los reglamentos de la ley orgánica municipal el compromiso de que los integrantes del cabildo revisen la normatividad cada año.

Que no sea opcional porque uno de los problemas que teníamos es que los reglamentos tenían 15 años, no habían sido revisados y prácticamente se alejaban de la realidad, lo que permite discrecionalidad en funcionarios y abusos de muchos contribuyentes , expuso.

Comentó que, en el caso de la entidad mexiquense, existe una reglamentación que indica a los municipios cómo deben conducirse en diversos aspectos financieros, como la contratación de deuda.

No podemos pedir prestado en forma discrecional , mencionó al recordar que al inicio de la administración local recibieron una deuda de 1,300 millones de pesos.

[email protected]