Monterrey, NL. Un análisis de la Confederación Patronal de la República Mexicana de Nuevo León, con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), reveló que al primer semestre de 2021, el organismo cuenta con 31,449 trabajadores, es decir, 4,418 empleos menos que en el mismo período de 2018, lo que significa una disminución del 12.31 por ciento del personal. Ante la falta de citas disponibles en el SAT, se ha generado un mercado negro en el que las citas se comercializan hasta por 15,000 pesos, según denuncias de contribuyentes, indicó Coparmex Nuevo León.

El director general de Coparmex Nuevo León, Iván Rivas Rodríguez, demandó a la autoridad fiscal federal reconsiderar la disminución de personal, debido a que no satisface las necesidades de los contribuyentes.

“Nos parece que se les está pasando la mano; comprendemos la situación de la pandemia, pero, siempre hay formas de cómo sí hacer las cosas. Realmente, la problemática es muy fuerte, los contribuyentes están desesperados por no resolver sus situaciones fiscales (ante el SAT)”, indicó.

Con la premisa de reducir costos, el personal del SAT redujo 2,988 plazas entre el primer semestre de 2018 a igual periodo de 2019. El año pasado, probablemente debido a la situación que padeció el país, el SAT sólo despidió a 410 personas, indica el análisis.

Sin embargo, este año el SAT retomó el recorte de personal. Al cierre de junio el saldo fue de 31,449 empleados, es decir, 1,020 menos que en el mismo periodo de 2020.

De ahí que la crisis en la oferta de los servicios del SAT haya alcanzado niveles no previstos en el pasado.

Por ello, Coparmex Nacional junto con el IMEF, la Barra Mexicana de Abogados (BMA), la ANADE, el Colegio de Abogados de México, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) hicieron un frente común esta semana para exigir al SAT que se resuelva con celeridad la problemática de falta de citas disponibles y la devolución de saldos a favor de las empresas, indicó el directivo.

“Son momentos muy complicados justo ahora en que las empresas tienen que enfocar sus esfuerzos en recuperar mercados, aumentar ventas y producción, al SAT se le ocurre despedir personal y causar escasez de citas”, precisó el directivo.

Abundó que para un contribuyente al no poder disponer de su firma electrónica (e-firma) actualizada, no podrá facturar, ni cobrar a sus clientes, ni disponer de liquidez, lo que impide su operación.

kg