Puebla, Pue. En el 2021, el sector comercio y las industrias manufactureras para la exportación ayudarán a paliar las afectaciones económicas que está dejando la pandemia de Covid-19, mientras que el presupuesto estatal deberá tener como prioridad el tema de salud para generar confianza a las inversiones privadas, consideró Alejandro Javier Saldaña Brito, gerente de análisis económico del Grupo Financiero Ve por Más (BX+).

Por la contingencia sanitaria, comentó que las autoridades federales y locales tendrán que ser muy estratégicos en el gasto público porque serán inevitables los recortes presupuestales ante la caída de las participaciones federales, que repercute en las entidades, “para determinar qué acciones tomar y generar las condiciones hacia una recuperación económica a la par de contrarrestar el virus”.

Indicó que las empresas deberán seguir recibiendo apoyos en pagos de impuestos, ya sea que el cobro se haga en parcialidades o no se cobren, siendo esta última opción “imposible porque los gobiernos estatales requieren de ingresos para atender las necesidades que se deriven de la pandemia”.

No obstante, el especialista manifestó que en el Impuesto sobre Nómina (ISN), que es el que más afecta a las empresas, se deberá tener un trato especial, ya que “lo importante es contribuir a que se mantengan los empleos y generar más en plena pandemia”.

“Las exportaciones serán vitales para la economía poblana el próximo año, donde el sector automotriz está a la cabeza, pero que dada las condiciones globales por el Covid-19 y cómo está Estados Unidos, que es el principal mercado de lo hecho en México, las ventas llevarán un tiempo en recuperarse”, ahondó.

Además, Saldaña Brito destacó que se debe ver las condiciones en cómo se aprovechará el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por las empresas poblanas.

“Las empresas en Puebla pueden blindarse bien si aprovechan y buscan incorporarse a las cadenas globales de valor, pero deben enfocarse en la digitalización de procesos productivos, generar accesibilidad a su información bajo la nueva normalidad de hacer negocios, es decir, en forma virtual y buscar financiamientos para fortalecerse”, expuso.

Dijo que las firmas que mejor se adapten a “esta realidad” por la pandemia de Covid-19, podrán tener un camino de recuperación económica más firme.

Puntualizó que a Puebla y al resto de los estados llevará un tiempo considerable y no serán meses para mejorar las exportaciones, que, si bien no se han frenado, han bajado de nivel.

estados@eleconomista.mx