Guadalajara, Jal. La limitada infraestructura de rastros Tipo Inspección Federal (TIF) en Jalisco limita la capacidad de exportación de carne de cerdo a destinos como Asia, advirtió el presidente de la Unión Regional de Porcicultores del estado, Heriberto Hernández.

Ello, agregó, aún cuando la entidad fue declarada libre de la enfermedad de Aujeszky en días pasados, lo que supone un beneficio para la industria.

Se abre la oportunidad de exportación a nuevos mercados, aunque la realidad de Jalisco es que no tiene la infraestructura TIF para la exportación , enfatizó.

Por su parte, el director de la empresa Pigamex, Oscar Eduardo Martín Gutiérrez, aseguró que la reciente declaración del territorio jalisciense como zona libre de Aujeszky permitirá a los porcicultores del estado concretar en el corto plazo la exportación de cortes y mejorar la rentabilidad para toda la cadena productiva.

De hecho, dijo, la empresa iniciará en breve la exportación de cortes al continente asiático. Su planta tiene una capacidad de sacrificio de 450 cerdos diarios, la cual aumentará a 1,200 apenas inicie la venta al extranjero.

Dicha declaratoria fue dada a conocer el 5 de enero en el Diario Oficial de la Federación (DOF) por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

Mucha producción, pocas ventas al exterior

De acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), pese a que Jalisco es el principal productor de carne de cerdo en el país, las únicas exportaciones que registra las concreta a través de una empresa sonorense establecida en Jalisco.

De hecho, son precisamente Sonora y Yucatán las entidades líderes en exportación de cerdo; Japón es su principal destino.

Jalisco aporta 36% de la producción nacional de cerdo; de éste, 27% se consume en el estado y el resto se vende a otras entidades del país, principalmente Estado de México y Guanajuato, de acuerdo con la Seder.

En el estado hay registradas 865 granjas porcícolas y la producción de carne de cerdo tiene un valor comercial de 11,612 millones de pesos.

En los últimos cinco años, Jalisco ha logrado las declaratorias de zonas libres de fiebre porcina clásica y la enfermedad de Aujeszky.

promo@eleconomista.com.mx