Por monto, el efecto Trump en el envío de remesas a México, donde se pretende cobrar un impuesto, tendría un mayor impacto en la región centro-occidente del país, debido a que entre el 2010 y el tercer trimestre del año pasado captó 61,967.3 millones de dólares, que representa 39.2% del total.

En esta zona se encuentran las tres entidades federativas con mayor captación: Michoacán (15,445.9 millones de dólares en el periodo referido), Guanajuato (14,444.2 millones) y Jalisco (13,337.4 millones).

Ante este escenario, el coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey (CIEN), Héctor Magaña, refirió que hay distintos escenarios y el peor de ellos sería que, con la finalidad de tratar de frenar el envío de recursos hacia el país y que ese dinero se quede en Estados Unidos, se dictamine un arancel sobre el envío de remesas hacia México.

El coordinador del CIEN dijo que aún no se ha visto cuál sería el nivel que podría imponer; sin embargo, sí está latente esta posibilidad .

Consideró que la región más pobre de México, que contempla estados como Guerrero y Oaxaca, se vería afectada, ya que recibe una parte importante de las remesas del extranjero. Asimismo, entidades como Zacatecas, Durango y Michoacán, que cuentan con gran cantidad de personas que van a trabajar a Estados Unidos, son las que mayor repercusión tendrían porque estas divisas en años anteriores habían favorecido la economía de las familias.

Éstas, agregó, además de que recibían un ingreso adicional, se veían favorecidas por la depreciación del tipo de cambio porque podían incrementar su poder de consumo.

Explicó que dentro de las estrategias que estas entidades podrían aplicar para contrarrestar este efecto negativo, está tratar de sustituir aquellas importaciones principalmente bienes de consumo por productos nacionales, para que se pueda tener una fuente de trabajo.

El analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, Kristobal Meléndez, advirtió que con la deportación de más de tres millones de personas habrá un efecto negativo en las remesas.

Habría también, afirmó, una disminución de remesas por parte de las personas que se quedan en Estados Unidos, porque una de las estrategias que ha señalado el presidente electo, Donald Trump, es que de todo el dinero que ingresa a México se cobraría un tipo de impuesto y con este dinero se pagaría el muro.

Refirió que Zacatecas sería uno de los estados más afectados por el efecto Trump, dado el nivel de migración existente en la entidad; sin embargo, con la implementación de nuevos programas de empleo se podría contrarrestar este efecto. (Con información de Ilse Becerril)

Divisas amenazadas en zona fronteriza

Monterrey, NL. Durante la administración de Donald Trump habrá una amenaza latente sobre las remesas que vienen de Estados Unidos, porque podría aplicar un impuesto a los envíos, afirmó Jorge A. Lera Mejía, investigador y profesor en la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

Trump ha dicho que entrando el día 20 de enero lo primero que hará es el muro, (y) buscará (cobrárselo) a México mediante un impuesto a los envíos de remesas , estimó.

Añadió que esto tiene que ver con la incautación de divisas, Western Union es un monopolio de Norteamérica que envía 80% de las remesas, (y Trump) puede hacer lo que hizo con Ford .

Lo anterior, dijo, tendrá un efecto negativo en los envíos de remesas a México, que es la segunda entrada de divisas al país .

En cuanto al impacto de las decisiones del presidente de Estados Unidos sobre las remesas, en particular en la zona noreste, dijo que en los últimos 10 años Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila han sido los estados de esta región que más incremento de remesas han obtenido. Incluso en los últimos cinco años Nuevo León creció más que Tamaulipas , afirmó el investigador.

Explicó que estas entidades tienen una tendencia a expulsar gente, debido a la inseguridad y porque buscan empleos con mayor ingreso en Estados Unidos.

La inseguridad es un factor y el otro es el perfil de los migrantes. Hay migración empresarial en los últimos cinco años, que han ido a poner restaurantes y hoteles a McAllen, Houston y San Antonio , acotó el investigador.

La inseguridad está incidiendo, junto (con) la falta de oportunidades de empleo, en que estos estados expulsen más trabajadores y, por ende, crezcan los envíos de remesas , opinó. (Con información de Lourdes Flores)

Afectación a trabajadores transfronterizos

Tijuana, BC. Una posible caída de remesas en la frontera, ante la llegada del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, tendría un impacto mayor en los trabajadores transfronterizos que cruzan diariamente que en quienes envían dinero a sus familias.

El investigador del Departamento de Estudios Económicos del Colegio de la Frontera Norte (Colef) Eliseo Díaz detalló que en el último trimestre del 2016, México captó 25,000 millones de dólares en remesas, regresando a las cifras que se registraron en el 2008.

En el caso de Baja California, la dependencia no es tan importante como con Guanajuato o Guerrero, en donde las montos rebasan 1,000 millones dólares anuales. Dijo que en la entidad la cifra apenas alcanza cerca de 700 millones de dólares.

Los estados de la frontera norte viven muy diferente a los del centro o el sur del país en cuanto a las remesas, porque (los estados de la frontera) no se consideran estados expulsores de migrantes, pero nadie habla de los que viven en territorio mexicano y trabajan en Estados Unidos , advirtió.

El catedrático detalló que según las últimas estimaciones locales en Baja California, unas 60,000 personas viven en el estado pero cruzan diariamente a Estados Unidos para trabajar. Entre el grupo de trabajadores transfronterizos; destacan los empleados de obra y jornaleros.

Para ellos, manifestó, también habría un impacto de imponer, como advirtió Trump, un impuesto en las remesas, porque a pesar de que la economía estatal no depende completamente de ese recurso para la creación de obras, sí es importante para el sustento de las familias en la entidad.

Además, advirtió que no sólo se habla de mexicanos con doble nacionalidad, sino también de estadounidenses retirados que viven en territorio bajacaliforniano y que sobreviven con el dinero que reciben por sus pensiones o de lo que les envían sus familiares al otro lado de la frontera. (Con información de Gabriela Martínez)

Impacto negativo en municipios expulsores de migrantes

Guadalajara, Jal. Aunque Jalisco podría librar mejor que otras entidades del país el efecto Trump en la economía estatal, debido a la diversidad de sectores con que cuenta, académicos de la Universidad Panamericana (UP) y la Universidad de Guadalajara (UDG) advirtieron un impacto negativo, principalmente en los municipios expulsores de migrantes, como resultado de la disminución de remesas.

Jalisco se había destacado por la reducción de la pobreza y el índice de desarrollo humano, pero con este corte de remesas se va a ver un poco de más pobreza , advirtió la economista de la UP Nora Ampudia al destacar que las zonas más afectadas serían la región Norte y la de Los Altos.

La proporción de dicho impacto dependerá de las medidas que tome Donald Trump una vez que asuma la Presidencia de Estados Unidos, pero especialistas advierten que sí se avizora una situación muy complicada .

El economista Israel Macías, catedrático de la UP, advirtió por su parte que de los sectores que generan divisas para la entidad turismo, remesas, Inversión Extranjera Directa (IED) y exportaciones , este 2017 sólo el turismo podría tener un repunte, mientras que los otros rubros se verán afectados por la llegada al poder de Donald Trump.

De acuerdo con Alfredo Higareda Magaña, catedrático de la Universidad de Guadalajara y presidente de la Academia Nacional de Derecho Migratorio, además de la reducción de remesas se prevé un problema social muy fuerte dado que el país no genera fuentes de empleo suficientes y una deportación masiva es perfectamente posible .

Para el catedrático de la UDG, además de la generación de más fuentes de trabajo se requiere un proceso de educación formal , para evitar que los mexicanos sigan emigrando hacia el vecino del norte de manera ilegal.

Se requiere un proceso de educación fuerte a los mexicanos para que no vayan de indocumentados; o aprendemos a entrar legalmente o mejor nos olvidamos de Estados Unidos .

Higareda Magaña trabaja en el desarrollo de una universidad en Jalisco enfocada a la atención de ejidos en las modalidades presencial, semipresencial o en línea, para enseñar a esa población a ser productiva . (Con información de Patricia Romo)

Recepción en Puebla podría caer hasta 20%

Puebla, Pue. A pesar de que Puebla es el quinto receptor de remesas al tercer trimestre del año pasado, con 1,084.3 millones de dólares, las autoridades locales no han dado importancia al impacto que tendría el retorno de paisanos por el posible endurecimiento de las políticas antiinmigrantes en Estados Unidos, que podría resultar en una caída de hasta 20% en envíos a la entidad.

Lo anterior de acuerdo con Marco Gutiérrez Barrón, economista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), quien además agregó que el gobierno estatal no tiene políticas que ayuden a las familias de quienes mandan dólares para detonar proyectos productivos.

Comentó que la región sur, conocida como Mixteca, donde se estima que 30% de sus habitantes migraron a territorio estadounidense, sería una de las más afectadas con la caída de remesas, pues son altamente dependientes de esos envíos.

El especialista comentó que también en el norte del estado, el flujo de migración ha crecido en la última década, por lo que jóvenes prefieren estudiar hasta la secundaria para emigrar, en lugar de quedarse en sus poblaciones para trabajar en el campo.

Miguel Reyes Hernández, director del Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana campus Puebla, comentó que los poblanos radicados en la Unión Americana han registrado una caída promedio anual en sus ganancias de hasta 19% de 1990 al 2010, donde 75% gana hasta dos salarios mínimos.

Reyes Hernández manifestó que la disminución de las remesas se reflejará en el primer trimestre del año, pues la entrada de Donald Trump generará un efecto rápido en contra de los migrantes, sobre todo para quienes viven de forma ilegal.

Eudoxio Morales, economista de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), indicó que la entidad no está preparada para recibir a cientos de migrantes que busquen retornar, pues no hay trabajo y los dólares que enviaron cuando estaban en el país vecino no se usaron para detonar negocios, sino para la compra de inmuebles, vehículos y otros artículos.

Previó que habrá un retorno, no masivo, pero sí considerable de poblanos a las regiones del sur y norte, incluso a los municipios de la zona metropolitana, como San Pedro Cholula y Cuautlancingo, que cobraron notoriedad en tener migración aun cuando tiene un sector industrial. (Con información de Miguel Hernández)