Cancún, QR. En Quintana Roo, diversas voces han manifestado que hay grandes expectativas de que se concrete el vuelo de Emirates desde Dubai a la Ciudad de México, porque esperan que Cancún capte gran parte del turismo que llegue desde Asia y en un futuro cercano se abra una ruta directa hacia el Caribe mexicano.

Darío Flota Ocampo, director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, dijo que él mismo participó en las negociaciones durante la más reciente Arabian Travel Market en Dubai, donde se cerró la negociación del vuelo, ya que hay un especial interés de Quintana Roo en que México abra ese nuevo mercado tanto por el gasto promedio de los visitantes como por la posibilidad de que Cancún capitalice a un importante número de esos visitantes, ya sea en vuelos de conexión desde la capital del país hacia el Caribe mexicano o a mediano plazo en un vuelo directo desde Dubai a Cancún.

Flota Ocampo adelantó que Emirates operaría con aviones Boeing 777 y el Air Bus 380, el avión comercial más grande del mundo.

Dijo además que la aerolínea anunció que valorará primero la rentabilidad del vuelo a la Ciudad de México para posteriormente explorar otros destinos como Cancún.

El titular de la Secretaría de Turismo federal, Enrique de la Madrid Cordero, señaló en su más reciente visita a Cancún que el vuelo está prácticamente amarrado, restando sólo el tema de los slots en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, lo cual podría quedar listo en noviembre próximo.

El funcionario refirió que esta nueva conexión abre a México la posibilidad de atraer no sólo el mercado árabe, sino el indio y el chino, ya que Dubai se ha convertido en el centro distribuidor de vuelos de una gran parte del continente asiático.

Rafael Aguirre Gómez, cónsul honorario de la India en Cancún, así como presidente de Grupo Mera, operador de alimentos y bebidas en el aeropuerto de Cancún y terminales aéreas en otros cuatro países, comentó que hay una gran expectativa respecto de este nuevo vuelo, ya que Cancún es incluso una marca mucho más conocida en Asia que México, por lo que existe una gran posibilidad de que gran parte de los 80,000 asiáticos que visitan nuestro país anualmente “se den una vuelta” por el Caribe mexicano antes de concluir su visita.

El empresario comentó que aunque se trata de un mercado que no es masivo, sí tienen un gasto promedio de casi del doble respecto del turista estadounidense promedio.

estados@eleconomista.mx