Desarrollo económico y social. Puebla, Oaxaca, Campeche, Chiapas, Guerrero, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, así como academia, industria y Federación impulsarán infraestructura, energía, turismo, innovación, seguridad, logística, entre otras ramas.

Puebla colaborará en agenda estratégica

Puebla, Pue. A fin de promover el desarrollo económico y social del sur-sureste de México, los estados de la región establecerán una agenda estratégica de acción.

Puebla fue una de las entidades que firmó el Pacto Oaxaca. Hacia un Sur-Sureste del Futuro, en que participan otros ocho estados más, mediante el cual se busca un intercambio de mejorar las prácticas del desarrollo industrial, económico, de infraestructura, social, rural y urbano.

Este miércoles, el mandatario poblano, Miguel Barbosa Huerta, y sus homólogos de Oaxaca,  Campeche, Chiapas, Guerrero, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán formalizaron esta alianza que potencialice la región que conforman.

En esta colaboración estratégica para la integración económica y el desarrollo regional, participa la Confederación de Cámaras Industriales.

El Pacto Oaxaca postula sumar esfuerzos y voluntades para trabajar de forma conjunta y con visión integral, con intercambio de mejores prácticas para el desarrollo industrial, económico, de infraestructura, energía y turismo, así como de desarrollo rural y urbano, desarrollo social, inversión, educación, innovación, seguridad, logística y empleo formal.

De acuerdo con el diagnóstico presentado por el director del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del Centro de Investigación y Docencia Económicas, Eduardo Sojo Garza-Aldape, los estados de la región sur-sureste concentran 56.7% de la informalidad laboral del país, 21.4% del Producto Interno Bruto, 13.2% de las exportaciones y 28% de la población.

El economista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla Marcos Gutiérrez Barrón consideró que con esta alianza Puebla puede tener un nicho de crecimiento en turismo, infraestructura carretera e industria, ya que empresarios locales pueden hacer inversiones para incrementar sus actividades, detectando las necesidades que hay en las entidades vecinas.

Destacó la importancia del territorio poblano al ser paso obligado para las operaciones comerciales del sur al centro del país.

IP pacta con AMLO elevar inversión

Oaxaca, Oax. Al firmar el Pacto Oaxaca. Hacia un Sur-Sureste del Futuro, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, definió los cuatro eslabones que trabajará con el sector empresarial y los gobiernos estatales para el desarrollo económico y social de esta región, con la finalidad de reducir la pobreza y migración: micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), incentivos fiscales, infraestructura y atracción de capital privado.

Criticó que los gobiernos anteriores hayan abandonado al sur-sureste, en donde no intervino el Estado, y se incumplió con su responsabilidad constitucional de planear y promover el desarrollo económico y social de todo el país por igual.

“Para el crecimiento del sureste necesitamos la participación del sector privado, social y del sector público, y ya hay proyectos para detonar el crecimiento, proyectos importantes”, expresó el mandatario, al citar al Tren Maya como promotor del desarrollo de la región, cuya inversión será de hasta 150,000 millones de pesos.

Ofreció a los empresarios mexicanos incentivos fiscales para desarrollar una zona franca del Istmo de Tehuantepec que unirá al Golfo de México con el Pacífico.

En el marco del evento organizado por la Confederación de Cámaras Industriales, la academia y los nueve gobernadores del sur-sureste, se pronunció por que haya un desarrollo horizontal, luego de que el norte y centro mantienen un crecimiento promedio anual de 4%, contra la poca participación económica de la región sureña.

“Todo esto es para dar facilidades a la inversión. Que nadie diga: Necesitamos mensajes de confianza. Todos los mensajes de confianza. No vamos nosotros a cometer ningún acto arbitrario en contra del sector privado, necesitamos la participación de la inversión privada”, indicó López Obrador.

“Cada semana hay una empresa extranjera que quiere, a través de sus directivos, notificarme, darnos a conocer que van a invertir más y que están apostando a México”, sostuvo.

“Así que se trabajará para apoyar a las mipymes desde la comunidad; se detonan proyectos estratégicos de infraestructura, facilidades a la inversión y velar por la inversión extranjera”.

Los gobernadores de Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Veracruz y Puebla, así como el sector empresarial y la academia, hicieron votos por que “ahora sí” se puedan resolver los problemas de pobreza y alta migración del sur- sureste, mediante mayor inversión público-privada.

Primeros capitales a la región llegarán del sector agroalimentario

Oaxaca, Oax. Las primeras inversiones que aterrizarán en el sur-sureste de México provienen del sector agroalimentario: para el proyecto de la Cuenca Láctea en Tabasco destinarán 50 millones de dólares iniciales; mientras otra fuerte cantidad será aportada por grandes empresas importadoras de granos de maíz para la sustitución del insumo, informó Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

En Tabasco, empresas como Danone y Lala buscan desarrollar la Cuenca Láctea como la zona de la Laguna en el norte del país, para que sea autosuficiente. En el proyecto se pretende invertir 50 millones de dólares en el primer año hasta completar 2,000 millones de dólares en los próximos cinco años.

Posterior al anuncio del llamado Pacto Oaxaca, el presidente del CNA dijo que el sector agroalimentario ya trabaja con Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, para la agenda del desarrollo económico y el empleo, “queremos hacer autosuficiente al país en granos”.

Indicó que en el sur se opera con todas las empresas tractores como Cargill, Sukarne, entre otros importadores de granos, que trabajan en equipo para fomentar la producción en la región.

“De lo que se trata es que esas empresas aporten semillas certificadas, con fertilización, con seguros y densidad de siembras puedan ser los futuros compradores de ese plan, se presentará al presidente López Obrador en octubre y empezarán, para en febrero del 2020, las siembras para las oleaginosas y granos de empresa socias del CNA”, detalló.

En otro tenor, el Consejo Mexicano de Negocios definirá en las próximas semanas el monto de inversión destinada al sur-sureste, pero el desarrollo del sector energético para acceder a gas y electricidad es “crucial” para aterrizar los capitales, afirmó su presidente Antonio del Valle Perochena.

“El gas natural es crucial para lo que queremos hacer y estamos en la región (Norteamérica) donde el gas es el más barato del mundo. Es irresponsable que no aprovechemos esa oportunidad y esa ventaja competitiva”, expresó. (Con información de Lilia González)