Desde 1998, cuando el Parque Industrial Querétaro (PIQ) comenzó con la venta de espacios para que nuevas empresas se instalaran en la entidad, ha captado 60% de las nuevas inversiones.

Abel Baca Atala, director del PIQ, indicó que desde 1997, cuando fue inaugurado el parque, éste fue planificado y diseñado para ser el desarrollo industrial de más alta calidad en México y América Latina, colocándose actualmente como el segundo parque más grande en el estado.

En cuanto a infraestructura se refiere, se han invertido en el parque más de 140 millones de dólares, con más de 100 empresas instaladas de 11 diferentes sectores de la industria.

Destacó que los activos totales de las empresas que actualmente están instaladas en el parque sobrepasan los 3.4 billones de dólares; además de referir que es el primer parque industrial certificado en México como Industria Limpia.

EMPRESAS

Actualmente, el parque cuenta con 110 empresas nacionales e internacionales de 15 diferentes países, de las cuales 105 se encuentran en operación y cinco en etapa de construcción, las cuales estarán iniciando actividades para el cierre de este año.

Baca Atala destacó que desde su inicio de operaciones, en 1998, el PIQ ha tenido una dinámica de atracción promedio de entre seis y siete empresas instaladas anualmente.

Indicó que actualmente estas empresas emplean a 22,300 personas; sin embargo, con la puesta en operación de las cinco empresas restantes, se espera alcanzar los 25,000 empleos para finales del 2012, principios del 2013.

De los empleos derivados de la actividad constructiva, se generan más de 1,000 anualmente, contribuyendo a esta actividad con más de 45 millones de dólares anuales.

Asimismo, puso de relieve que actualmente el PIQ representa una derrama salarial mensual de más de 2,000 millones de pesos, además de contribuir a la actividad económica regional con más de 60 millones de pesos mensuales en compras de bienes y servicios con las empresas locales.

Del total de las empresas instaladas –dijo-, 32% pertenece al sector de autopartes, 18% a la industria metalmecánica; 17% a electrodomésticos; 10% a manufactura y distribución; 8% a plástico; 6% a química; 3% a aeronáutica; 2% a materiales de construcción, y 1% a impresión, cartón y envases; mientras que 3% pertenece a otros sectores.

Generalmente, son empresas medianas o grandes de diferentes sectores, pero muy particularmente del sector metalmecánico y orientado a lo que es la industria automotriz, aunque también tenemos el sector aeronáutico, química y construcción , comentó.

De éstas, 29% es empresas provenientes de Estados Unidos, 22% mexicanas, 12% coreanas, 9% alemanas, 7% italianas, 5% españolas, 4% francesas y canadienses respectivamente, mientras que 8% restante se reparte de manera equitativa entre Australia, Austria, Holanda, Singapur, India, Japón, Suiza y Suecia.

Baca Atala precisó que como parte del plan maestro del PIQ, se encuentra rebasar las 682 hectáreas de uso industrial, de las cuales hasta el momento se tienen desarrolladas 500.

Comentó que actualmente se encuentra en desarrollo una extensión del parque por 200 hectáreas más, con una inversión de 6 millones de pesos; al mismo tiempo que indicó que el PIQ aún cuenta con 300 hectáreas más de reserva en caso de ser necesaria una nueva ampliación.

Como parte del plan, el PIQ contará con más de 120 empresas en total en los próximos cinco años, incorporando al menos 5,000 nuevos empleos.

Lo anterior –dijo- como respuesta a la dinámica que se ha tenido en los últimos tres años, en que se le ha dado una mayor promoción al estado como atractivo para la inversión productiva.

Espacios para nuevas empresas:

  • La construcción del PIQ empezó en 1997.
  • Comenzó operaciones de atracción de inversiones un año después.
  • Actualmente cuenta con 105 firmas en operación.
  • Tiene cinco compañías en construcción.
  • Está en pláticas con otras cinco empresas.
  • Actualmente se están ampliando 200 hectáreas.
  • Las compañías instaladas provienen de 16 países de diferentes continentes.

[email protected]a.mx