Querétaro, Qro. La industria automotriz cursa un periodo de desaceleración que ha impactado en la demanda de servicios vinculados a la ciencia y tecnología.

De los servicios que presta el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) —centro que se especializa en ofertar soluciones basadas en investigación aplicada y desarrollo experimental— entre 25 y 30% son demandados habitualmente por la industria automotriz, sin embargo, este año representó entre 15 y 20 por ciento.

Esta reducción en la representatividad de los servicios requeridos está ligada al año complejo que enfrenta la industria automotriz en el mundo, explicó el director general del Cidesi, Jesús González Hernández.

“Definitivamente sí (ha disminuido la aportación automotriz por la desaceleración que enfrenta la industria), en particular las grandes empresas, pues fabrican componentes para las marcas más prestigiadas del mundo, algunas están en Querétaro, San Luis Potosí o Guanajuato; sí ha disminuido su solicitud de intervención de centros como Cidesi que hacen los proyectos de tecnología a mediano y largo plazos. Sí se ha visto disminuida la actividad con el sector”, indicó.

La prestación de servicios para esta industria representa para el centro ingresos anuales de aproximadamente 150 millones de pesos.

Ante la menor demanda de servicio de empresas automotoras, el centro de investigación ha buscado suplir la prestación de servicios a través de otros sectores, con la finalidad de que no se vean mermados los ingresos por convenios establecidos con el sector productivo.

“Es lo que estamos ahorita compensando, porque, si bien el sector automotriz sí bajó su actividad, nosotros tenemos la capacidad de reaccionar y buscar en otros sectores que tienen un dinamismo un poquito mayor, eso no quiere decir que Cidesi haya dejado de facturar los montos que tiene que facturar para mantener la operación”, abundó.

A este escenario se suma que la industria automotriz enfrenta un entorno de constante cambio, contrario a lo que ocurre en la industria aeronáutica en la que la creación de nuevas turbinas pasa por un ciclo de hasta 30 años, mientras que en la automotriz los ciclos son mucho más próximos e incluso anuales.

La baja en el ritmo de crecimiento de la economía que ha reportado Querétaro, expuso Jesús González, está ligada a la desaceleración que vive la industria automotriz y de autopartes, segmento con amplia representación en el estado.

Estrategia

Ante este panorama, impulsar el esquema de triple hélice es una de las estrategias a seguir, con la finalidad de generar un mayor desempeño en las actividades productivas, dijo el directivo.

La industria automotriz del estado integra 316 compañías: 200 Tier 2, 104 Tier 1, siete fabricantes de equipo original (OEM), cuatro centros de diseño e investigación y un centro nacional de distribución, de acuerdo con el mapeo de la industria que emitió en el 2018 el Clúster Automotriz y la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

En el periodo enero-agosto, la fabricación de equipo de transporte generó un valor de 59,566 millones de pesos en el estado, que representa un alza anual de 9.3%, en términos nominales, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

estados@eleconomista.mx