Tijuana, BC. Ante un latente crecimiento del sector de energías alternativas a nivel internacional, Tijuana tiene el potencial para colocarse como un polo de inversiones en el rubro, debido a una serie de fortalezas identificadas, principalmente en lo referente a la accesibilidad del mercado, el costo de manufactura y la base instalada.

Actualmente, existen tres plantas en Tijuana que se dedican a la fabricación de paneles solares y otros componentes, los cuales representan alrededor de 1,690 empleos. Se trata de las empresas Kyocera, Unisolar y Siliken, que conforman la industria que poco a poco cobra relevancia.

Saúl de los Santos, director del Centro de Inteligencia Estratégica Axis, menciona que la región de Baja California en general tiene gran potencial para albergar proyectos relacionados con la energía solar y eólica, por las condiciones climáticas, con la ventaja de estar a un paso del mercado estadounidense.

ANÁLISIS DA SUSTENTO

El centro Axis realizó en el 2010 el estudio denominado Oportunidades de inversión en proyectos de manufactura de energía solar en Tijuana , el cual destaca bondades que ofrece esta ciudad, tales como la disponibilidad de naves industriales, ubicación y logística, así como el diferencial de costos de producción con relación a Estados Unidos.

Asimismo, la experiencia y mano de obra capacitada, ya que es una industria con esquemas similares a la electrónica, debido al ensamblaje de los componentes, al hecho de que ya existen compañías del sector instaladas en la ciudad y a la oferta educativa en la región para generar personal, entre otras.

En el 2008, Baja California generó 9.15 millones de megawatts-hora, lo que representó 6% del nivel nacional.

Una de las oportunidades para Tijuana es que en los próximos 20 años se estima que el mercado tendrá una demanda de 3 billones de dólares en paneles solares.

Aquí, el rol que puede tomar Tijuana es convertirse en polo de empresas que desarrollen productos complementarios, además del ensamble de paneles , comenta Saúl de los Santos.

El estudio identifica nichos potenciales en controladores para los calentadores termo solares, inversores y controladores para los sistemas fotovoltaicos, el ensamble de paneles, sensores, fabricación de los marcos para los paneles, la manufactura de sistemas de montajes y tanques para calentadores, por mencionar algunos.

Otras alternativas a explorar son la creación de granjas solares que puedan ser útiles para el consumo de energía de una comunidad y que los excedentes sean vendidos a la Comisión Federal de Electricidad o bien, exportar dicha energía, destaca De los Santos.

LA TENDENCIA DE LA INDUSTRIA

El sector de energías renovables se ha estado incentivando en los últimos años porque es la tendencia de la industria, incluso el presidente Felipe Calderón firmó un compromiso para reducir los niveles de contaminación , expone.

En Tijuana existe desde hace cuatro años la asociación Proyecto Valle Verde, encabezada por Javier Martínez, quien afirma que la industria va hacia las energías renovables.

scervantes@eleconomista.com.mx